Se agradece el trabajo, aunque falte algún diálogo
antropomorfo