Login

  







Los mejores comentarios de gelso

Mensaje escrito por gelso el 21/01/2020 04:04:30 pm - Puntaje: 32 
Por el viaje de Alberto Fernández a Israel, la vicepresidenta asumió al frente del Ejecutivo interinamente. No tiene previsto ir a la Casa Rosada ni encabezar ningún acto. [image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/44897/whatsapp-2
0image-202020-01-21-20at-2012-36-11.jpeg?itok=30-1VQHg[/image] Y un día Cristina Fernández de Kirchner volvió a la Presidencia. Alberto Fernández inició su gira internacional esta mañana y viaja a Israel para participar del Foro Mundial del Holocausto que reunirá a diversos dirigentes políticos de todo el mundo. [youtube]b9Ck9S8OT9I[/youtube] Más de cuatro años pasaron para que, a pesar de que será de una forma no tan activa, CFK quedara al frente del Estado Nacional. Al firmar la documentación acercada por el escribano del gobierno al Instituto Patria, la vicepresidenta quedó a cargo interinamente de la Presidencia de la Nación. [image]http://images.pagina12.com.ar/styles/width960/public/media/articles/44897/whatsapp-20image-20
2020-01-21-20at-2012-36-12-0.jpeg?itok=pCZYMF5w[/image] Según trascendió, Fernández de Kirchner no tiene previsto concurrir a la Casa Rosada de aquí al sábado, cuando Alberto Fernández regrese de su viaje.

Mensaje escrito por gelso el 10/02/2020 12:33:12 am - Puntaje: 26 
[image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/49289/kici_0.jpg
?itok=DER5M8dr[/image] El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, definió como un gobierno fallido a la gestión de Cambiemos y opinó que se trató de un experimento neoliberal fracasado en todos los planos. En lo económico ni hablar y en lo discursivo y en lo simbólico también. El mandatario provincial dijo que, en contraste con la administración anterior, su gestión tiene otras prioridades: salud, educación, trabajo y producción, además de la urgencia del hambre. Kicillof consideró que en el gobierno anterior apostaron a una política de marketing. Afirmaban que era un gobierno de cercanía, con los timbreos, por ejemplo. Pero después se empezó a ver que eso estaba todo armado. Para el gobernador bonaerense afirmó que hubo un plan económico neoliberal, con perfil de especulación financiera que posibilitó que a unos pocos sectores privilegiados les haya ido bien, como por ejemplo el sector energético, obviamente el financiero, los servicios públicos monopólicos. Y no mucho más. Eso fue un garrotazo a la provincia, evaluó Kicillof en una entrevista publicada en Perfil, dado que el gobierno de Macri le pasó al de Vidal un montón de gastos y le sacó muchos recursos que tenían que ver con programas de diferentes ministerios. En otro orden, explicó las variables que influyeron en su negociación por la deuda provincial y el pago de vencimientos. Las cosas que hubieran dicho si la Provincia iba al default, afirmó. Y añadió que lo peor que podría haber pasado es que la Provincia pague el vencimiento sin chistar. Ante la consulta acerca de si esa estrategia fue consultada con la Nación, respondió: Todo. Lo dijo Alberto (Fernández) también. Hablamos todo el tiempo con Martín (Guzmán) y con Alberto. Cuando fue el endeudamiento de Macri muchos no dijeron nada. No me quejo: estoy en la función pública hace diez años y estoy acostumbrado. Hay algunos diarios de fuerte tirada en Argentina y de una posición hegemónica en los que no hubo un párrafo elogioso para nada de lo que hice en ese lapso, advirtió. También ponderó el plan Argentina contra el hambre, que en la provincia llegará a más de medio millón de personas y a 1,4 millones en la Nación, según expresó Kicillof.

Mensaje escrito por gelso el 16/03/2020 04:23:55 pm - Puntaje: 26 
[image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/57379/macri-20es
-20mi-20presidente.jpg?itok=XPpMt4G-[/image] No hay por qué dejar de hablar de Macri y su gobierno. Son (los dos) los gigantescos responsables de las más grandes desdichas que seguimos padeciendo y tanto cuesta remediar. La particularidad de Macri es que sigue hablando y, por consiguiente, diciendo dislates. Ahora fue en Guatemala (le gusta viajar al hombre) donde unió las palabras “populismo” y “coronavirus”. “Unió” es sólo una manera de decir. Macri no sabe unir nada, escasamente a su propia tropa. Pero sabe establecer antagonismos irreductibles. Dijo que el populismo es peor que el coronavirus. Es aberrante, ante todo, unir a una pandemia universal con un concepto político. Después dijo (buscando aclarar la cuestión) que el populismo contraía deudas y atacaba “la cultura del trabajo”. Algo que pareciera ser una ajustada descripción de su propio e infausto gobierno. Lo sabemos: contrajo una deuda demencial y destruyó el trabajo al destruir sus fuentes. Pero no mencionó al Estado. Él, Mauricio, que ha sido un aplicado y hasta obstinado neoliberal es un enemigo del Estado. Tal como lo fueron Videla y Martínez de Hoz que proclamaron la consigna “Achicar el Estado es agrandar la nación”. El Estado tiene la costumbre de intervenir en el mercado, algo que para los neoliberales es cuasi demoníaco. El mercado debe ser “libre”. Pero sucede que, librado a su propia dinámica, el mercado nunca es libre sino concentracionista, antidemocrático. Los grandes tiburones se comen a los pequeños peces y toda la actividad del venerado mercado se concentra en dos o tres manos, a lo sumo. (La concentración del mercado se observa en las góndolas de los supermercados, que sólo exhiben uno o dos productos que han hundido o se han devorado a los otros.) Milton Friedman, que fue el pope de la Escuela de Chicago, que asesoró a Reagan, Thatcher y Pinochet, solía decir que era preferible una dictadura sangrienta antes que la intervención estatal en el mercado. Odiaba al populismo. Macri, que sigue su linaje, también y sobre todo por eso: el populismo es inseparable de una concepción del Estado fuerte, que interviene en el mercado para equilibrarlo, para defender a los pequeños peces de los tiburones. No hay “mano invisible” en el mercado, nada que lo regule en el sentido de la justicia económica, en la democratización del mercado, algo que sólo lo consigue el Estado interventor, populista. ¿Qué es, entonces, el populismo? Una concepción del Estado fuerte, destinado a agrandar la nación, no a achicarla. Consagrado a equilibrar el mercado en beneficio de los pequeños y medianos productores. Consagrado, también, a distribuir con justicia la riqueza, empezando por los de abajo, por el pueblo. De aquí que se llame “populismo”. Nació con la comuna rural rusa a fines del siglo XIX y el mismo Marx lo consideró una forma de socialismo. Para Macri es una enfermedad. “Es peor que el coronavirus”, dijo y decirlo fue una confesión. Consideró siempre a sus adversarios políticos, que para él y los suyos eran enemigos, como una laceración social, una patología. Tal como hicieron los militares de la seguridad nacional, que hablaban del “tumor subversivo” al que se debía “extirpar”, (me permitiré, a propósito de este tema, recordar mi novela “La astucia de la razón”) buscó también extirpar del tejido social a sus “enemigos”. Con cinismo, lo hizo en nombre de la república, de las instituciones. Así, acusándolos de “corruptos” (viejo anatema con el que los gobiernos de derecha agreden a los populismos), encarceló, con una justicia cómplice, a sus adversarios políticos y buscó desaparecer al movimiento social y político mayoritario del país, el peronismo. Tal como lo buscaron los llamados libertadores del ’55. Fracasó. Pero no ha cambiado sus ideas. Ahora mezcla al populismo con una pandemia mortal que alarma, hasta los extremos de la paranoia, a la población mundial. Si el populismo es una enfermedad peor que la peste habrá que extirparlo. Lo dijimos: los militares de los 30.000 desaparecidos se propusieron, sin piedad ni mesura alguna, hacer lo propio con el “tumor subversivo”. De donde vemos que la consigna “Macri, basura, vos sos la dictadura” es notablemente acertada. Destrucción del Estado, libre mercado e identificación del “enemigo” político con una enfermedad pestífera legitiman esa simetría postulada por los valientes militantes que ganaron la calle bajo su gobierno devastador. También habló en la Rural, lugar al que Onganía entró en una carroza, en donde se insultó con furia a Raúl Alfonsín y donde Macri se siente cómodo y es cálidamente recibido. Ahí se le dio por hablar de los gauchos. Claro está: en la Rural están los señores de la tierra que emplean gauchos en sus ofensivamente dilatados territorios y que no tuvieron reparos en aniquilarlos durante la “guerra de policía” que les hizo Mitre. Cuando Angel Vicente Peñaloza le pidió al sanguinario Ambrosio Sandes (luego del Tratado de la Banderita) que le devolviera sus prisioneros, ya que él había devuelto los que tenía, Sandes no supo qué decir ni hacer. Los había fusilado a todos. Después un mayor de apellido Irrazábal asesinó a Peñaloza, le hizo cortar la cabeza y la clavó en una pica en la plaza de Olta. Todo en nombre de la civilización que encarnaba Buenos Aires. Después, ante la avalancha inmigratoria, eligieron al gaucho como símbolo de la identidad nacional. Santificó esta decisión Leopoldo Lugones con unas conferencias que dio en el Teatro Coliseo. Que supiera la “chusma inmigratoria, así le decían, que este país tenía una identidad que no sería destruida. Era el gaucho. También lo utilizaron los militares como símbolo del triste mundial del ’78. También lo utiliza Macri, en la Rural, para hablarles a los suyos que ahí están con “olor a bosta de vaca”, como decía Sarmiento. Dijo que, no en vano, “gauchada viene de gaucho”. Apropiándose de una vieja frase que inventó la oligarquía terrateniente y que ilustró Ricardo Güiraldes en “Don Segundo Sombra”. Pobres gauchos: terminaron utilizados por sus impiadosos verdugos. El populismo, en fin, no sólo no es peor que el coronavirus, sino que instrumentado por el estado popular (como lo está haciendo Alberto Fernández) es el que dinamizará la lucha que la sociedad debe emprender contra la pandemia. Achicar el Estado es agrandar el coronavirus.

Mensaje escrito por gelso el 02/09/2019 07:19:28 am - Puntaje: 25 
[image]http://thumbs.gfycat.com/SpiffyCrazyGoa-size_restricted.gif[/image]
------------------------------------------------------------------------

Mensaje escrito por gelso el 02/09/2019 07:20:56 am - Puntaje: 24 
[image]http://images.sex.com/images/pinporn/2019/06/09/620/21289161.gif[/image]
------------------------------------------------------------------------

Mensaje escrito por gelso el 02/09/2019 07:20:35 am - Puntaje: 21 
[image]http://images.sex.com/images/pinporn/2014/08/04/620/7279203.gif[/image]

Mensaje escrito por gelso el 21/10/2019 03:00:17 pm - Puntaje: 21 
El Correo, los peajes, los parques eólicos y la venta de Macair son algunas de las investigaciones en las que figura el Presidente Cuando termine la feria judicial, deberían reactivarse los expedientes. Por el fraude al Correo, los Macri deben unos 4.800 millones de pesos. En cambio, por las ventas privilegiadas de otras empresas durante su gobierno, las empresas ligadas al Presidente ganaron millones de dólares. [image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/7865/macri-20lea
ndro-20teysseire.jpg?itok=1zeXLnSk[/image] Dentro de ocho días, la justicia debería avanzar sobre los gravísimos casos de corrupción en los que está involucrado Mauricio Macri, su grupo empresario y los funcionarios que lo rodean. Los escándalos suman, como mínimo, 11.000 millones de pesos. Abarcan la deuda en el Correo que data de 2001, hace 18 años, en la que se intentó una maniobra para esconder y cancelar no menos de 4.800 millones de pesos. También figura la irregular compra de parques eólicos y la inmediata venta con una ganancia para la familia presidencial de 2.760 millones de pesos. En la maniobra tramposa utilizaron sociedades armadas incluso en Luxemburgo y un insólito préstamo de 5 millones de dólares al hermano presidencial. En el listado aparecen las manipulaciones con la participación del Grupo Macri en Ausol, la empresa más importante de peajes. De ese negociado se llevaron, también irregularmente, 2.300 millones de pesos, después de aumentar el peaje 250 por ciento, la acción que vendieron pasó de 4 pesos a 75,50 pesos. No menos escandalosa fue la venta de Macair (Macri Air) a Avianca, aceitada con la promesa del propio gobierno de Macri de otorgarle 36 rutas aéreas, lo que le permitió una ganancia adicional de 460 millones de pesos. Avianca hoy dejó de volar y hay 200 empleados que no cobran hace dos meses. En el paquete irregular entra también lo surgido de Panamá Papers, donde no se pueden explicar otros 460 millones de pesos transferidos entre sociedades fantasmas creadas por el Grupo Macri en Panamá, Bahamas, Brasil e Italia. Para tapar tantos casos de corrupción y evasión, el presidente contó con el respaldo del aparato de Comodoro Py, que en algunos casos se dedicó a enterrar directamente el escándalo y en otros casos hay expedientes abiertos en los que se vienen medidas de máxima importancia cuando termine la feria judicial. Fraude en el Correo Mauricio Macri, gobierno, y Mauricio Macri, Correo, fueron sorprendidos cuando, estando de los dos lados del mostrador, trataron de cancelar toda la deuda que el Grupo Macri traía de 2002 por cánones que nunca pagó. Lo que deben los Macri, como mínimo, suma unos 4.800 millones de pesos. La jugarreta -en la que se interpuso la fiscal Gabriela Boquín motivó una causa penal en la que fueron indagados, por el juez Ariel Lijo, el entonces titular del Ministerio de Comunicaciones, Oscar Aguad, el director de Asuntos Jurídicos de ese ministerio, Juan Mocoroa, el presidente del Correo (Grupo Macri), Jaime Cibils Robirosa, y el tradicional apoderado de los Macri, Jaime Kleidermacher. La indagatoria se concretó en marzo, hace más de cuatro meses, y sin embargo el magistrado todavía no resolvió los procesamientos por la maniobra que incluye los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles con la función pública. En paralelo, respecto de la deuda misma, el Grupo Macri ofreció pagar 296 millones, que es lo que debía en 2002, pero sin tener en cuenta por ahora los intereses y actualizaciones que sumarían más de 4.500 millones, aunque hay cálculos que estiman la cifra en mucho mayor. El Grupo Macri dice que pagaría intereses y actualizaciones si le gana juicios al estado por la estatización del Correo. Se trata de otra maniobra, sobre todo teniendo en cuenta que algunos de esos juicios los empezó después de 2016, cuando ya negociaban con el actual gobierno. La Procuración del Tesoro, en manos de un allegado al Grupo, el histórico abogado de los Macri, Bernardo Saravia Frías, tiene que responder sobre la burda oferta del Correo. Pero el caso va de escándalo en escándalo: la quiebra del Grupo Macri debió decretarse transcurridos dos años y el proceso ya lleva 18. Es el proceso de concursos y quiebras más largo de la historia argentina. Estafa en el peaje II Las maniobras con los peajes fueron asombrosas con el increíble aumento de las tarifas y la venta de acciones, pero hay una causa que ahora cobró vuelo. Antes de la feria judicial, el fiscal Carlos Stornelli impulsó la investigación contra Mauricio Macri por una maniobra previa a la venta de las acciones de Ausol la que maneja la Panamericana, empresa en la que el Grupo Macri tenía el siete por ciento. Como en el Correo, Macri estaba de los dos lados del mostrador: en la empresa y en el estado. El escándalo es de marca mayor, al punto que hasta a un fiscal como Stornelli, tan alineado con el gobierno y con Macri, lo obligó a abrir la causa. Según denunciaron los diputados Tailhade, Moreau, Grana y Castagnetto, pocos días antes de asumir Macri, se armó a las apuradas una denuncia ante el CIADI, tribunal internacional del Banco Mundial, reclamándole al estado nacional la suma de 1.100 millones de dólares por atrasos tarifarios. El gobierno de Macri accedió a pagarle a la empresa del Grupo Macri una reparación de 499 millones de dólares y utilizó la negociación del conflicto para concretar la renovación del contrato de peajes en la Panamericana, que era el verdadero objetivo. El periodista Alejandro Bercovich reveló los datos de un expediente armado por la interventora de Ausol, Laura Andino, antes de la asunción del gobierno de Macri. La conclusión era que la empresa cubría con creces los costos y tenía uno de las rentabilidades más altas del país. De manera que la demanda en el CIADI era una trampa. El objetivo real fue cobrar la reparación de 499 millones de dólares y forzar la renovación. La causa, que instruye el juez Rodolfo Canicoba Corral, tiene una testigo clave: la ex directora de Asuntos Legales de Vialidad Nacional Julieta Ripoll. La letrada estuvo en las primeras reuniones de negociación con Ausol y luego fue despedida de su cargo. Las maniobras, entonces, estuvieron en el pago de la reparación, en la renegociación de la concesión, en los aumentos desmedidos de peajes y en la venta de las acciones. Si se hace un cálculo basado en que el Grupo Macri y el presidente se beneficiaron sólo con el siete por ciento de la maniobra hay sospechas de que tienen mucha mayor participación, al final del proceso se quedaron con más de 2300 millones de pesos, limpitos. La denuncia fue presentada por Sindicato de Trabajadores Viales y Afines de la República Argentina (Stvyara). Estafa en los molinos Hace un año y medio, en enero de 2018, se hizo la denuncia de que el Grupo Macri se quedó irregularmente con 48 millones de dólares en un pase de manos con parques eólicos. La causa la instruye el juez Marcelo Martínez de Giorgi y el fiscal es Eduardo Taiano. Hasta ahora no fue indagado nadie. La empresa española Isolux Corsan, socia de los Macri en varios negocios, había ganado licitaciones por seis parques eólicos en Chubut durante el gobierno anterior. Sin embargo, estaba en crisis por las denuncias de corrupción en España. En la Argentina, había incumplido los compromisos de avanzar en los parques y sólo desarrolló uno, Loma Blanca IV. Para concretar el pase de manos, el histórico contador de los Macri, Mariano Payaslían, armó una serie de sociedades, tal como reveló en su momento la periodista Emilia Delfino, de Perfil. Esas sociedades compraron los parques eólicos en 25 millones de dólares. Poco después, en 2017, Loma Blanca I, II, II se le vendieron a una empresa china, Goldwind, en 33 millones de dólares, mientras que Loma Blanca IV se vendió a una empresa del banquero Jorge Brito en 40 millones de dólares. Por la situación de créditos que tenían los españoles y por los términos de los pliegos, la venta de los parques requería autorización del Banco Nación y de Enarsa, ambos dependientes del gobierno. La falta de inversión también debió traducirse en la pérdida total de derechos de Isolux y la devolución de los parques al estado. Lo concreto es que la venta se permitió y en el pase de manos, el Grupo Macri se quedó con 48 millones de dólares. A esta situación se sumó otra jugarreta. Isolux volvió a ganar una licitación en octubre de 2016 y consiguió los parques eólicos Miramar y Loma Blanca VI, también en Chubut. Las adjudicaciones fueron objetadas hasta por el ex ministro Juan José Aranguren, pero igual siguieron adelante. Lo cierto es que también esos parques fueron vendidos a sociedades vinculadas a Payaslian y terminaron en manos de la empresa china Goldwind. No se sabe cuándo dinero le quedó al Grupo Macri en esta última maniobra. Según parece, las sociedades que compraron y vendieron los parques tienen accionistas escondidos en Luxemburgo y actúan bajo el nombre de la sociedad Rainbow Finances, que tiene siete socios. En el camino también aparecen dos cuentas del Grupo Macri en Estados Unidos. Un detalle que agrava todavía más el cuadro, es que una de las sociedades sospechadas, Usir, le prestó 5 millones de dólares al hermano presidencial Gianfranco una maniobra inexplicable. Los denunciantes son los diputados Tailhade y Doñate y los delitos son negociaciones incompatibles con la función pública, tráfico de influencias y uso de información privilegiada. Estafa aérea La operación de venta de Macair (Macri Air) presenta ilegalidades e irregularidades por donde se la mire. Hay numerosas denuncias que habrá que ver si terminan de arrancar después de la feria. En Comodoro Py dicen que son causas pisadas. Están imputados el propio presidente Mauricio Macri, el secretario de la Presidencia, De Andreis, y numerosos funcionarios. Los delitos son asociación ilícita, negociaciones incompatibles con la función pública, tráfico de influencias e irregularidades en la administración del espacio aéreo. El grupo Macri vendió la aerolínea sabiendo que el mismo gobierno de Macri le adjudicaría rutas, que es un activo para cualquier línea aérea. En total se le adjudicaron 36 rutas por 15 años. El gremio de pilotos explicó que la venta se hizo por 10 millones de dólares, cuando Macair tenía sólo tres o cuatro aviones valuados, en total, en 1.200.000 dólares. El resto del valor tenía que ver con las rutas. Parece cantado que cuando se concretó la operación, en octubre de 2016, ya había una promesa de que se le otorgarían rutas, cosa que ocurrió en febrero de 2017. En las denuncias queda en claro que la subsidiaria de Avianca no tenía ni siquiera la documentación en regla para adjudicarse rutas, al punto que entregó una garantía de la empresa Sinergy Aerospace, que se completó recién después de la adjudicación de rutas. El gremio de pilotos denunció la adjudicación fraudulenta. Hoy en día la situación es de máxima gravedad. Avian suspendió sus vuelos 90 días, presentó un expediente de crisis y luego la convocatoria de acreedores. Hay 200 empleados que no cobran los sueldos desde hace cuatro meses y, por supuesto, no se hicieron los pagos de las cargas sociales. El rumor es que los que están detrás de Avián, colombianosbrasileños, no le pagaron la totalidad al grupo Macri, el gobierno le soltó la mano y la aerolínea entró en crisis. Pero lo asombroso de Comodoro Py no es sólo la velocidad con la que avanza en las causas contra el anterior gobierno, sino la habilidad para enterrar causas donde figura el nombre Macri. Sin embargo, esos expedientes podrían revivir cuando ya no exista la cobertura política y mediática que tienen hoy. Hay medios del mundo extrañados con el manejo de causas judiciales de envergadura. El show de Panamá Como se sabe, el 3 de abril de 2016 estalló el escándalo conocido como Panamá Papers, la filtración que sacó a la luz a miles de sociedades armadas por el estudio panameño Mossack Fonseca y que luego se usaron para mover dinero negro en paraísos fiscales. Esperaban encontrar sociedades y cuentas K, pero resulta que encontraron sociedades y cuentas M. En total, aparecieron unas 50 sociedades vinculadas a la familia Macri. La causa judicial fue instruida por el juez Sebastián Casanello y por el fiscal Federico Delgado y giró entorno de dos sociedades, Fleg Trading y Kagemusha. Ninguna de las dos figuró nunca en declaraciones juradas de Mauricio Macri quien aparecía como director de ambas sociedades. El presidente alegó que no tenían movimiento y por lo tanto no requerían declaración alguna, pero en el camino aparecieron 9,3 millones de dólares que se movieron de Fleg Trading de Bahamas a Owners do Brasil, Socma (Sociedades Macri) do Brasil y Fleg Traders de Brasil y que, según parece, después terminaron en Italia, en el hotel Nuraghe Porto Rotondo, de Cerdeña, propiedad de un amigo de la familia, Giorgio Nocella. El fiscal Delgado y el denunciante, el diputado Darío Martínez, dijeron que había que seguir investigando, pero el juez Casanello resolvió, tras un informe de la Unidad de Información Financiera, organismo alineado con el Poder Ejecutivo, que no había elementos para considerar el delito de lavado de dinero. El magistrado dictaminó que el caso se correspondía más con una evasión impositiva o, mejor dicho, una omisión maliciosa que es esconder un bien o una sociedad en las declaraciones impositivas. Con la ayuda del fiscal Germán Moldes, Macri logró zafar, básicamente echándole la culpa a su papá, Franco, quien como siempre se hizo cargo de todo diciendo que las sociedades las armó él y que Mauricio no jugó ningún papel. La causa está hoy dormida en el fueron Penal Económico. El Süddeutche Zeitung, diario que encabezó el consorcio internacional de periodistas que hizo la investigación de Panamá Papers, se sorprendió por el trato blando que recibió Mauricio Macri en la cobertura periodística. Como mínimo, en el caso Panamá Papers, hay 460 millones de pesos en danza y quedan por investigar las 50 sociedades armadas por el Grupo Macri en distintos lugares: Panamá, Luxemburgo, Londres, Italia, Brasil, Bahamas. Estafa en el peaje Las acciones de Autopistas del Sol (Ausol), que maneja la Panamericana, valían cuatro (4) pesos en enero de 2015. Cuando asumió Mauricio Macri, sabiendo que el presidente era la cabeza del grupo que tenía una parte de Ausol, la acción ya estaba en 14,50. A partir de ese momento, Macri le aumentó la tarifa de peajes a Ausol entre un 200 y 270 por ciento, dependiendo del horario, y, por consiguiente, la acción trepó a 75,50. En ese momento, el grupo Macri vendió el siete por ciento que tenía de participación en la empresa a un valor de 19,7 millones de dólares. Con la acción a 4 pesos, la venta hubiera sido por dos o tres millones de dólares. Aún así, muchos dicen que la venta fue simulada y que la compradora, Natal Inversiones, no tenía la menor experiencia en peajes ni se dedicaba al rubro. A tal punto que tuvo que cambiar sus estatutos. De inmediato, se firmó la renovación de la concesión con un simulacro evidente: la rúbrica la puso Gabriela Michetti, para que Macri no quedara aún más expuesto. La acción subió entonces a 103 pesos. Hubo denuncia presentada por Margarita Stolbizer, el fiscal Guillermo Marijuán pidió medidas y luego no quiso avanzar más: desestimó la denuncia. Blanqueo La Corte Suprema debe resolver si el diputado Felipe Solá está legitimado para cuestionar judicialmente el blanqueo de los familiares de Mauricio Macri y los demás funcionarios del gobierno, algo que el presidente modificó por decreto. La ley no impedía, igualmente, el blanqueo de los hermanos. Sin embargo, varias cosas resultaron llamativas de los 622 millones de pesos blanqueados por Gianfranco Macri, hermano presidencial. En primer lugar, la desproporción con los bienes declarados por el mandatario, apenas 126 millones de pesos, o sea que Mauricio mucho más importante que Gianfranco en las empresas resultó ser infinitamente más pobre que su hermano. Al mismo tiempo, Gianfranco le admitió al Consorcio Internacional de Periodistas que junto con otro hermano, Mariano, ocultaban cuatro millones de dólares, unos 170 millones de pesos a valores actuales, en la B.F. Corporation de Panamá, con cuenta en Suiza. El dinero había estado escondido en Hamburgo, pasó al país helvético y luego los hermanos aprovecharon el blanqueo. Todo esto está, judicialmente hablando, todavía en la neblina. Soterramiento, negocio y coima El Grupo Macri, a través de Iecsa, se adjudicó una de las obras más importantes del país: el soterramiento del Sarmiento. El pliego incluía que el consorcio ganador debía garantizar el financiamiento, pero la alianza Odebrecht, Iecsa, la española Comsa y la italiana Ghella no consiguieron el dinero. Macri salió al rescate con un decreto de necesidad y urgencia, derivando 40.000 millones de pesos para financiar la obra. En Brasil, mientras tanto, los ejecutivos de Odebrecht confesaron que pagaron coimas a funcionarios del anterior gobierno. El juez de la causa es Marcelo Martínez de Giorgi y el fiscal es Franco Picardi. Hasta el momento, el magistrado procesó a los ex funcionarios pero le dictó la falta de mérito a los empresarios, entre ellos el primo presidencial, Angelo Calcaterra. Sin embargo, pocos días antes de la feria, la propia AFIP pidió la indagatoria del familiar de Macri porque quedó en claro que Iecsa armaba contratos por servicios inexistentes y por esa vía, presuntamente, pagaba coimas. Ya se demostró la falsedad de un contrato entre el consorcio y una empresa española, DCS, y otro contrato entre Iecsa y otra consultora, CAESA. La mano derecha del ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, admitió que hubo coimas, pero su testimonio no se homologó todavía. En Uruguay apareció una cuenta en la que supuestamente también se hicieron pagos: Jorge El Corcho Rodríguez es el apuntado por el fiscal, pero él afirma que nunca manejó esa cuenta en Montevideo, sino que fueron los propios ejecutivos uruguayos y brasileños. También hubo pagos a través de sociedades en Andorra y no deja de estar presente la sospecha de que funcionarios de las empresas decían que pagaban coimas pero se quedaban con el dinero y realizaban inversiones en Miami. De hecho, aparecen ejecutivos de Odebrecht con importantes propiedades escondidas en La Florida. Todo el negociado del soterramiento está sospechado. Desde la licitación hasta el financiamiento y, por supuesto, el pago de coimas millonarias. [link]https://www.pagina12.com.ar/208754-cuales-son-las-causas-por-corrupcion-que-involucran-a-macri
[/link][anchor_text]FUENTE[/anchor_text]

Mensaje escrito por gelso el 02/09/2019 07:20:03 am - Puntaje: 20 
[image]http://thechive.files.wordpress.com/2017/04/things-that-bounce-thursday-17-gifs-25.gif[/image
]

Mensaje escrito por gelso el 02/01/2020 03:01:09 pm - Puntaje: 20 
Los precios minoristas se dispararon 55 por ciento el año pasado Estimaciones privadas anticipan que la inflación de diciembre superó el 4 por ciento y elevó el resultado final del año a 55 puntos. Para enero proyectan un alza de 3,5 por ciento. [image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/40707/foto-20na-
20-inflacion.jpg?itok=vm9OlPQC[/image] El 2019 cerrará con la inflación más alta desde 1991. El índice de precios al consumidor alcanzó el 4 por ciento en diciembre y acumuló casi 55 por ciento en el año, según informes realizados por distintas consultoras. Los datos oficiales del Indec serán difundidos el 15 de enero. De cara al 2020, estudios privados prevén una cierta desaceleración, aunque la inflación continuará siendo alta y para enero proyectan que el índice se ubicará en torno al 3,5 por ciento. Economistas consultados por este diario explican por qué se da esta situación, en un contexto de estabilidad cambiaria, congelamiento de las tarifas de transporte y de servicios públicos, suspensión de la suba de los combustibles y consumo deprimido. “Lo que estamos presenciando es una inercia inflacionaria en un escalón por encima del que estaba en años anteriores. Si vamos a 2017, año previo al inicio de los descalabros macro, la inflación mensual se ubicaba entre 1,5 y 2,5 por ciento, mientras que ahora los registros mensuales son del 4 por ciento, aun sin que medien movimientos en dos precios relativos claves como el dólar y las tarifas”, indicó Lucía Pezzarini, economista de Elypsis. Según la consultora, los precios minoristas subieron 4,2 por ciento en diciembre impulsados por reacomodamientos en alimentos, salud, transporte y comunicaciones, y 2019 cerró con una inflación del 54,6 por ciento. Puntualmente para enero, Pezzarini considera que el año arranca con un arrastre estadístico del 1,3 por ciento y espera que el indicador se ubique en 3,8 por ciento. La proyección para 2020 es de 43,8 por ciento. Para frenar la inercia, apunta a la importancia de un acuerdo social: “Sin la entrada en vigencia del pacto social, cuyo objetivo será coordinar las expectativas e ir pautando subas nominales cada vez más bajas, difícilmente la inflación baje sustancialmente”. En el mismo sentido opinó Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora Ecolatina. “La principal razón es la inercia, venís de un contexto donde todos los precios suben, hay muchos que suben porque otros subieron antes. Hay un intento de anticiparse al acuerdo de precios y salarios y a Precios Cuidados, sobre todo en alimentos, y eso lleva a remarcar para llegar con el mayor aire posible a la negociación”, dijo a PáginaI12. Según Ecolatina, la inflación de diciembre fue del 3,9 por ciento y la de enero tendrá como base 3,7 por ciento. Considera que 2019 terminó con un indicador del 54 por ciento y 2020 alcanzará el 40,3 por ciento. El presidente Alberto Fernández aseguró que en Argentina la inflación actual es “autoconstruida”, porque dijo que se construye por expectativas, en un contexto donde el dólar oficial lleva cuatro meses estable y el consumo se mantiene deprimido. Y apuntó a los empresarios: “El Gobierno anterior decía que si ganábamos nosotros era el caos, entonces muchos por las dudas empezaron a aumentar los precios. Y la verdad son aumentos que tienen poca razón de ser”, afirmó en una entrevista en Radio 10. Pero más allá de la inercia y las expectativas, en enero también está el impacto del final de la quita del IVA en la canasta básica y el incremento de precios de entre 5 y 10 por ciento que acordó el Gobierno con supermercados y alimenticias. “Por la vuelta del IVA al 21 por ciento, vas a tener un impacto considerable en el rubro de alimentos y bebidas, que tiene una incidencia de alrededor del 30 por ciento en el IPC”, explicó a este diario Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora Eco Go. Consideró que en diciembre la inflación fue de 4,1 por ciento y enero podría cerrar en torno al 3 por ciento. Además, estima que el acumulado en 2019 fue 54,5 por ciento y para 2020 proyecta 35 por ciento. Otra de las razones que impulsa el indicador de enero es la estacionalidad del verano. “En enero la inflación siempre es alta, incluso aunque hubiera una desaceleración, porque está todo lo relacionado con el turismo, hay un pico en los precios de alquileres y paquetes”, aseguró Camilo Tiscornia de C&T. “El dólar oficial después del salto de agosto estuvo bastante quieto y sin embargo tuviste una inflación monumental mes tras mes, hay una inercia que no baja de un día a otro”, agregó. Estimó que diciembre cerró en 3,9 por ciento y que 2019 terminó con 54 por ciento. Para enero prevé subas de hasta 4 por ciento y el año terminaría en torno al 40 por ciento, aunque podría ser menor. “Si hay acuerdos del Gobierno podría ser un número más bajo”, dijo Tiscornia, pero anticipó: “Esos acuerdos duran un tiempo y terminan, así que en algún momento vas a tener ajustes”. Más allá de la inercia, Eva Sacco, del Centro de Economía Política (CEPA), considera que la inflación debería iniciar un proceso de desaceleración a partir de enero. “La estabilidad del tipo de cambio que viene operando desde que se instalaron los controles, como la suspensión del aumento de los combustibles, contribuye a la estabilidad, ya que son dos elementos que impactan sobre la formación de casi todos los precios de la economía”, aseguró. “También se suma que en el rubro salud no hay autorizados aumentos en las prepagas para enero y el acuerdo con los laboratorios para retrotraer el precio de los medicamentos”, agregó Sacco. Sin embargo, anticipó que podría observarse un aumento en los precios de consumo masivo de las clases populares. “Si el paquete de medidas resulta efectivamente expansivo, podría reanimarse la puja distributiva”, detalló.

Mensaje escrito por gelso el 23/03/2020 12:56:23 am - Puntaje: 20 
Fue designada por sorteo. La estrategia de Socma sigue siendo dilatar el proceso lo máximo posible para eludir el pago de la deuda que tiene con el Estado. [image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/56806/g0447268-t
eysseire.jpg?itok=3CLkX3q2[/image] La empresa Correo Argentino S.A. tiene nueva interventora. Sin la presencia de los abogados de Socma, en un sorteo público realizado este jueves en la sede del Juzgado Comercial Nº6, Flor Inés Farber quedó a cargo de la intervención plena de la empresa del expresidente Mauricio Macri. La medida había sido dispuesta por la jueza Marta Cirulli, tras el dictamen del Procurador Carlos Zanini que respaldaba el reclamo de la fiscal Gabriela Boquín, basado en las serias irregularidades cometidas por la firma en medio del concurso de acreedores que lleva más de 18 años. Si bien el Correo ya tenía un interventor, el mismo había sido designado el año pasado a dedo por la Justicia, lo que fue objetado por la fiscalía. Se trataba de Carlos María Ferrario, quien había renunciado a la coadministración tras el pedido de la Procuración del Tesoro para que se intervenga la empresa de manera total. La jueza dispuso la intervención plena hasta que concluya el procedimiento de salvataje. Al tomar esta decisión el pasado 4 de marzo, la magistrada señaló que “el proceder que viene evidenciando Correo Argentino SA resulta esquivo e imprevisible” y “arroja un manto de duda” sobre el “esperable comportamiento sincero”. Un pasivo inexplicable y “desmesurado” maniobras de vaciamiento deudas con la AFIP por el pago de Ganancias y ocultamiento, estuvieron entre los argumentos centrales que justificaron la intervención que se formalizó al mediodía de este jueves con la designación de Farber Flor. A principios de febrero, Boquín había pedido la intervención tras haber evidenciado manejos de vaciamiento en medio del proceso concursal y mientras sigue impaga la deuda con el Estado de 1700 millones de pesos, más los intereses. Para la fiscal, hubo una clara violación a la ley de Concursos y Quiebras, señalamiento que suscribió la cuestionada jueza del concurso, quien finalmente hizo lugar a la medida resistida por los Macri. Faltazo de los Macri. La Justicia convocó a las dos partes para presenciar el sorteo. Sin embargo, solo se presentaron en el juzgado 6 los abogados del Estado. Los representantes legales de Correo S.A. faltaron a la convocatoria. Mientras tanto, la estrategia de Socma sigue siendo la de dilatar el proceso lo máximo posible. La compañía presentó anteriormente un recurso extraordinario para evitar el salvataje, medida previa a decretar la quiebra y que ya había sido ordenada en diciembre último por la Cámara Comercial. Se trata, nada menos, del procedimiento que obliga a poner en venta las acciones, lo que lógicamente es resistido por el grupo empresarial. Luego, una eventual compradora debe especificar cómo pagará las deudas. Si fracasara ese camino, el paso que sigue sería efectivamente la quiebra, que debería ser asumida por la controlante. Si bien la misma jueza Cirulli está imputada por las maniobras de vaciamiento de la empresa, se negó a excusarse y parece haberse acomodado a los nuevos vientos políticos al haber hecho lugar a la demorada intervención plena. El objetivo de la nueva interventora será, entre otras cosas, impedir que la firma continúe con las maniobras de vaciamiento, mientras el Estado ahora con una nueva conducción política retomará el camino para cobrar la deuda que Macri buscó condonar desde la presidencia de la Nación.

Mensaje escrito por gelso el 13/01/2020 05:39:18 pm - Puntaje: 19 
El autor de Mafia Capital analiza la relación entre la familia Macri y la ’Ndrangheta calabresa para luego reflexionar sobre los modos en que el PRO administró el gobierno nacional y la relación con sus rivales políticos. [image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/41531/gua-1642-l
ombardo.jpg[/image] El Estado para la mafia es una caja, una herramienta para hacer negocios y aumentar sus capitales”, dice Rocco Carbone, doctor en lengua y literatura de la Università degli Studi della Calabria, doctor en filosofía de la Universität Zürich y autor de Mafia Capital. Cambiemos: las lógicas ocultas del poder (Luxemburg). En su libro, Carbone que también es investigador del Conicet persigue el rastro de los posibles vínculos entre la familia Macri y la mafia calabresa denominada ’Ndrangheta, y analiza los modos de funcionamiento de Cambiemos mientras administró el gobierno nacional. - ¿Qué son las mafias y cómo operan en nuestras sociedades actuales? - Hay cuatro mafias italianas clásicas: La Cosa Nostra siciliana que es famosa por la película El Padrino La Camorra que nace históricamente y funciona en la zona de Nápoles y en general en la región de Campania la Sacra Corona Unita, ubicada en una región pequeña del sur de Italia llamada Puglia y, por último, en la región de Calabria se encuentra la Ndrangheta, un nombre que viene de una vieja palabra en griego: “Andragathos”, que quiere decir hombre con poder. Todas esas mafias se constituyeron hace más o menos 200 años cuando implosionó el orden feudal y antes de que el Estado liberal burgués y unitario italiano se articulara como tal. Las mafias son organizaciones secretas, criminales, que tienen una herramienta principal que es la violencia privada. Se articulan alrededor del uso extrainstitucional de la violencia con el objetivo de “resolver” conflictos, intimidar, robar, amasar fortunas propias o defender las fortunas y los intereses de las clases dominantes. Esa violencia funcionó siempre en paralelo con otra violencia, aquella monopolizada por el Estado moderno. Sus actividades se especificaron tanto en los mercados legales, como en los ilegales. Esa violencia la pusieron a jugar dentro de la sociedad civil y, progresivamente, dentro del Estado. El Estado para la mafia es una caja, una herramienta para hacer negocios y aumentar sus capitales. - ¿Qué relación pudo establecer entre la familia Marci y las mafias italianas? - El bautismo o ritual de ingreso a una mafia –que forma parte de los códigos antiguos de la ‘Ndrangheta– tiene el sentido de transformar a un hombre cualquiera en un hombre de honor (uomo d’onore). Se lleva a cabo a “cerchio formato”, es decir en un círculo que tiene un doble sentido: protección y amenaza. Protección del mundo externo y amenaza de los propios miembros si al bautizado en algún momento de su vida se le ocurriera traicionar ese poder. Es un bautismo para siempre y romper ese pacto equivale a la muerte. Con el bautismo uno se transforma en “picciotto” (chiquito), esto es: soldado, alguien que depende de un superior que puede usarlo como asesino, apretador, testaferro o dealer. Se realiza frente a cinco ‘ndranghetistas y en general el último sábado del mes al atardecer. Ahora bien, el vínculo entre la mafia calabresa y la familia Macri es implícito porque no está confirmado si algunos de los miembros de la ex familia presidencial pasaron por la juramentación ritual de afiliación. La certeza es que la familia Macri viene de la provincia más sureña de la región de Calabria, la de Reggio Calabria. Allí hay un clan mafioso famosísimo que se llama Macrì. Ese es el verdadero nombre de su familia, solo que con el proceso migratorio el acento se perdió. Más allá de esto, podemos decir que el macrismo tiene componentes mafiosos porque si analizamos la teoría del Estado del gobierno de la Alianza Cambiemos (un entramado muy complejo de vertientes neoliberales, ceo-liberales, oligárquicas, neo-golpistas y neo-coloniales) aparecen lógicas manifiestas y descarnadas de índole mafiosa: la deportiva, la familiar, la violencia, la pe(n)sada herencia y los cuadernos (fotocopias) extraviados de las coimas, la protección, la negación y la extorsión. - ¿A qué se refiere con “la pe(n)sada herencia”? - Es una lógica mafiosa que se basa en crear desorden para luego ofrecer orden. Durante los años ‘80, en mi ciudad de nacimiento, Cosenza, las bandas mafiosas se acercaban a un pequeño comercio y lo quemaban. Luego, los mismos que habían provocado el incendio se acercaban a hablar con los dueños para ofrecerles protección a cambio de una tangente o pizzo (impuesto). Esa lógica es la misma que utilizó Cambiemos en el discurso de “la pesada herencia”. En plena campaña electoral de 2015 desde Cambiemos empezaron a utilizarlas. Según ellos el desorden correspondía al kirchnerismo, el orden a la Alianza Cambiemos y la tangente que venían a cobrarnos al pueblo argentino era su propio gobierno. La pesada herencia “K”, en realidad fue la pe(n)sada herencia “M”. Se trata de la formulación de una crítica a los tres gobiernos kirchneristas que, según la mirada de Cambiemos, habían hecho todo mal en términos sociales, políticos, culturales, económicos. Y con esas dos palabritas repetidas hasta la nausea por los cuadros de Cambiemos y por los medios se creó una sensación, un sentido común de negatividad, de desorden y Cambiemos se propuso como la subjetividad política que venía a resolver ese desorden. La explicitación de esa misma lógica se volvió a dar luego de la derrota de Cambiemos en las PASO. Cuando Macri vio los resultados, además de echarles la culpa a los electores, dijo que todos los problemas económicos que acontecieron en el país esos días fueron responsabilidad del “kirchnerismo”. Esa operación discursiva tenía el mismo propósito. Pero ya nadie les creyó. - Según usted, el caso de “los cuadernos” dejó al descubierto un “modo mafioso” de proceder. ¿Por qué? -Cuando el discurso de la pesada herencia se agotó emergieron los cuadernos. Quien armó el expediente fue Stornelli, que está siendo investigado por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, acusado de integrar una asociación ilícita con funcionarios de la AFI. La extorsión es una figura central en la articulación de toda mafia y forma parte de un entramado mayor: la corrupción, que es inherente a la lógica y al funcionamiento del sistema capitalista. La corrupción –bajo las formas de la extorsión–, como sistema de mediación entre economía, administración pública y política, encuentra siempre a la criminalidad organizada. Sus formas son características del método mafioso, que pone en diálogo y coordinación ámbitos que tendemos a pensar como contrapuestos: la legalidad y la ilegalidad a partir de la violencia privada que durante el gobierno de Cambiemos se enquistó en el Estado. La relación entre el falso abogado D’Alessio y el fiscal Stornelli ha hecho emerger el nexo entre crimen organizado, corrupción, administración pública, ilegalidad y fragmentos de la política. La investigación de Ramos Padilla está demostrando la amplitud de articulación y la peligrosidad de la penetración mafiosa en los distintos contextos en el que se desarrolla la vida política nacional. En principio, se trata de una red paraestatal de espionaje ideológico, político y judicial de grandes magnitudes. Estamos frente a una red densa de corrupción, extorsión, manipulación de causas judiciales, ataque al trabajo periodístico, espionaje, organizada y con protección al más alto nivel oficial. - ¿Cómo utilizó la derecha el concepto de “mafia”? - La palabra mafia es una categoría social que representa y nombra organizaciones criminales, nombra al crimen organizado. En Argentina sabemos bastante poco de las declinaciones de las mafias y de su presencia en el territorio nacional, de sus negocios (i)lícitos, de las familias que integran las distintas estructuras. La palabra misma ha sido despojada de su sentido, o su significado originario. En el habla cotidiana argentina es muy frecuente escuchar expresiones como la mafia de los tacheros, la mafia de los contenedores, la mafia de los sindicatos. La palabra ha sido banalizada y sobre esa banalización el macrismo en particular y la derecha en general construyeron ciertos sentidos a partir de operaciones discursivas. El primer sentido es que los mafiosos son siempre los otros y el segundo es la negación. Las mafias tienen una cultura de ocultar su propia existencia, negarla y cuando el Estado, un periodista o los movimientos sociales logran identificar algunas lógicas o su propia identidad, la respuesta es siempre la misma: disimular, negar u ocultar. Eso tiene un objetivo nuclear: preservar su poder criminal. En una entrevista a un ‘ndranghetista famosísismo, Don Mommo Piromalli, un periodista le preguntó: “¿Qué es la mafia?”. La repuesta fue: “¿Es algo que se come? ¿Es algo que se bebe? Yo no conozco a la mafia, no la vi nunca”. La mafia, para los mafiosos, no existe. Y si existe, está en otro lado, en sus contrincantes. - ¿Qué estrategias pueden llevarse a cabo para limitar o erradicar el poder de las mafias? - No sé si es posible erradicar los fenómenos mafiosos. Pero es posible tratar de minimizar sus impactos dramáticos para la vida en común. Deberíamos como país impulsar una Comisión Parlamentaria Antimafia que encarne una oposición a las mafias de manera sistemática. Luego habría que tipificar científica y jurídicamente las mafias y las conductas criminales inherentes a este tipo de organizaciones, codificar sus delitos con el objetivo de que se pueda identificar y perseguir por las vías legales. Por ejemplo, el artículo 416 bis de Código Penal italiano tipifica la “asociación criminal de tipo mafioso”. Aquí es necesario tipificar un artículo –o varios– parecidos. Lo cierto es que con las últimas elecciones, Cambiemos apenas ha perdido el control y la dirección del Estado. No se ha borrado de la vida nacional y es de esperar que nos muestre nuevas formas fenomenológicas mafiosas.

Mensaje escrito por gelso el 24/02/2020 08:11:31 am - Puntaje: 19 
La contracara del marketing electoral de Cambiemos sobre la construcción de rutas. El macrismo frenó 51 obras viales ya avanzadas en 17 provincias [image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/rest_images/na01fo01_1386.jpg?
itok=nxyerIHT[/image] La paralización tuvo varias razones: se trataba de provincias con gobiernos opositores, se buscaba favorecer a empresarios amigos o se denunciaban sobreprecios que luego no se comprobaban. También se pararon obras por orden del FMI. Vialidad Nacional, durante el mandato del macrismo, paralizó 51 obras en rutas de 17 provincias distintas cuando ya registraban muchísimos avances en diciembre de 2015. En algunos casos el avance físico era mayor al 50 por ciento e incluso al 70 por ciento, pero aun así fueron paradas. La lógica indica que a Mauricio Macri le convenía terminarlas y florearse en la inauguración, pero el freno se puso igual y por varias razones. La primera, porque se trataba de obras en provincias manejadas por el peronismo o partidos provinciales y porque se decidió usar el dinero para obras en distritos de Cambiemos, principalmente CABA. La segunda razón de muchas parálisis fue la jugada de ahogar a la constructora con el objetivo de pasar la obra a los amigos del gobierno. La tercera, porque sugerían que había sobreprecios en licitaciones lanzadas por el kirchnerismo, mandaron a revisar y en casi todos los casos terminaron manteniendo las licitaciones originales. Y, ya en la mitad del mandato, irrumpió el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, o sea que se paró gran parte de las obras por orden del FMI. Lo curioso es que, mientras tanto, Mauricio Macri usaba la construcción de rutas como un marketing trucho. Informes La conducción actual de Vialidad Nacional, que funciona en la órbita del ministro Gabriel Katopodis, entregó un informe de las obras que ya tenían avances en 2015 y que hasta registraban que los trabajos tenían el financiamiento adjudicado en los presupuestos nacionales. Todo este panorama fue reiteradamente denunciado durante los años anteriores tanto por Sindicato de Trabajadores Viales, que lidera Graciela Aleña, como por Fabián Catanzaro, al frente de la Federación del Personal de Vialidad Nacional. El panorama general queda expuesto también en un trabajo de la FePeViNa: La licitación de obras cayó de 161 por año, entre 2004 y 2015, a apenas 31 entre 2016 y 2019. Las obras en ejecución pasaron de 600 a 200, lo que demuestra los niveles de paralización. La Federación no sólo afirma que hay 51 obras paralizadas coincide con la conducción de Vialidad sino que existen otras 60 neutralizadas, que es un forma de decirle al contratista que se lleve las máquinas y que no corren las multas ni los tiempos de cumplimiento. El frenado de las obras no es gratuito. En primer lugar, produce una verdadera masacre en el empleo. Buena parte de las constructoras debieron despedir personal y algunas pymes del sector hasta entraron en crisis total y cerraron. Pero, además, no sucede que una obra paralizada se puede retomar ahora como si nada hubiera ocurrido: el viento, el agua, el clima en general erosiona y obliga a remontar una situación difícil que se traduce en costos, como en Entre Ríos. Planilla En la planilla de Vialidad, algunos datos llaman la atención: De las 51 obras paradas, en 21 no se hizo nada después de 2016, o sea directamente se abandonaron. No se puso ni un milímetro de asfalto en cuatro años. Según las licitaciones vigentes en diciembre de 2015, la casi totalidad de las obras, 46 de las 51, deberían estar terminadas en este momento. Y, como es obvio, no está terminada ninguna. De las 51 obras, 31 tenían un avance superior al 50 por ciento en diciembre de 2015 y 10 registraban avances superiores al 90 por ciento. En estos últimos casos, la estrategia fue no terminar, dejar la obra como estaba. Casos Algunos ejemplos son demoledores: Tramos importantes fundamentales de la Ruta 9, entre Zárate y San Nicolás, que tienen la calzada más que dañada, tenían ejecución del 80 por ciento en 2015, pero los trabajos están paralizados por neutralización de obra, un eufemismo usado para decir no vamos a poner fondos en esto. En la misma Ruta 9, ya en Córdoba, cerca de Villa María, se licitaron obras de seguridad. Se había ejecutado el 25 por ciento en 2015, no se volvió a ejecutar nada. Más al norte todavía, en la ruta 9, en Tucumán, las obras de seguridad y rehabilitación de calzada estaban avanzadas en un 66 y un 70 por ciento. El último certificado de obra data de abril de 2016. Desde entonces, nada. La Ruta Nacional 8, que va de Buenos Aires a Santa Fe, tenía avance del 85 por ciento y 82 por ciento en 2015 en rehabilitación de calzadas. Se paró por modificaciones de obra, lo que los técnicos de Vialidad dicen que exhibió una increíble ineficiencia de la administración macrista, ya que todo podía ser subsanado más o menos rápidamente. La Ruta Nacional 34, que parte de Rosario y va al norte, estaba avanzada en la rehabilitación hasta en un 88 por ciento en 2015. La administración de Macri amagó con planes faraónicos, ilusionó con una autopista, pero nunca destinó presupuesto alguno. Hace un año y medio que no se hace nada por modificación de obra, la forma que encontraron de frenar los trabajos y cumplir lo que pedía el FMI: no poner más dinero. En el caso de la Autopista Balbín, en el tramo que continúa de La Plata a Ensenada, la administración macrista debía terminar el proyecto y de inmediato someterlo a una audiencia pública. En muchos casos, las autopistas tienen objeciones de los vecinos, porque la traza interrumpe o complica la vida cotidiana. Por eso se requiere la audiencia. Lo concreto es que Vialidad ni siquiera ajustó el proyecto para presentarlo a los vecinos y, por lo tanto, la justicia le impidió empezar las obras. Y frente a eso, no se hizo nada, pese a que tenía el 72 por ciento del financiamiento. Algunos dirigentes del sindicato que conduce Aleña dicen que el insólito crecimiento de la estructura gerencial de Vialidad, con ejecutivos traídos de las constructoras, produjo permanentes faltas de definiciones y una virtual parálisis. Otros consideran que el tramo a Ensenada beneficiaba a uno de los intendentes kirchneristas más aguerridos, Mario Secco, y por lo tanto la administración Macri no tuvo el menor interés en avanzar. La prioridad se evalúa estuvo siempre en las obras de CABA, territorio del macrismo. Un dato curioso surge de lo ocurrido con las rutas que atraviesan principalmente Río Negro, la Nacional 22, de Bahía Blanca a la Cordillera y la 23 de Las Grutas a Bariloche. Se dice que el gran motor para que se concreten esas obras fue Miguel Angel Pichetto. También en estos casos aparecieron problemas legales y Vialidad nunca tuvo la eficiencia ni la voluntad de solucionarlos. Y lo cierto es que según la planilla de Vialidad en 2015 los avances ya eran mayores al 80 por ciento, pero hay tramos de la 23 en que no se hace nada desde hace dos años y medio, y otros tramos que no avanzan desde hace cuatro años, mientras que en la Ruta Nacional 22 no hay obras desde hace dos años y dos meses Esta ruta, la 22, es clave atraviesa todo el Alto Valle y vincula a Neuquén capital y la zona frutícola con casi todo el país. En estos tiempos se empezó a ganar el mote de Ruta de la Muerte porque van y vienen camiones de gran porte. Como los trabajos se abandonaron, se circula por desvíos de tierra en gran parte del recorrido. La realidad es que Pichetto terminó siendo candidato a vicepresidente de Macri, mientras las obras que impulsó están paralizadas. Política Los ejemplos siguen y siguen hasta completar 51 obras en 17 provincias, con importantes avances en 2015 y paralizadas en la gestión Macri. La cuestión política parece sobrevolar. No es sólo la ineficiencia o la falta de fondos. Como se sabe, en Santa Cruz, la causa judicial que se ventila actualmente en Comodoro Py trata sobre 81 obras viales construidas en esa provincia. La diferencia es notoria: en la planilla de las autoridades de Vialidad figura una sola obra y de apenas ocho millones de pesos. Se trata únicamente del mantenimiento de un tramo de la Ruta Nacional 40, la que va de norte a sur a lo largo de cordillera. Ni siquiera esa simple conservación se terminó: los trabajos se paralizaron en febrero de 2019, hace un año. Pero lo ocurrido en Santa Cruz tiene cierto correlato con lo que pasó en otros distritos: se trazaron planes de obras que no se hicieron y, mientras tanto, ni siquiera se hizo un mantenimiento de la red. Hoy por hoy, se calcula que un 65 por ciento de las rutas está en mal estado. Otras dos provincias visiblemente perjudicadas fueron Formosa y Tucumán, que seguramente consideraron demasiado peronistas, pero tras el acuerdo con el FMI, el parate llegó a todos, salvo al reducto de Cambiemos, CABA. Final Lo más asombroso es que, después de las PASO, y cuando ya se vislumbraba la derrota, Macri usó un increíble falso marketing sobre las obras públicas en su ofensiva final para salvar algo del incendio electoral. Exhibió obras inconclusas y mostró como logros lo que en verdad eran incumplimientos. La realidad es que no sólo se redujo al mínimo la obra pública nueva de 161 licitaciones por año a apenas 31 sino que abandonaron lo que ya tenían avanzado. Los datos demuestras que cortaron más rutas que los piqueteros que tanto critican.

Mensaje escrito por gelso el 03/09/2019 09:17:20 pm - Puntaje: 18 
Nicolás Dujovne todavía no había asumido como ministro de Economía. Lo afirmó al hablar en una conferencia titulada “Seis meses de Macri, perspectivas para la Argentina” de junio del 2016, ante empresarios, organizada por la fundación Fernando Henrique Cardoso en Brasil. [image]http://www.noticiasdel6.com/wp-content/uploads/2019/09/dujovne.jpg[/image] Nicolás Dujovne todavía no había asumido como ministro de Economía. Lo afirmó al hablar en una conferencia titulada “Seis meses de Macri, perspectivas para la Argentina” de junio del 2016, ante empresarios, organizada por la fundación Fernando Henrique Cardoso en Brasil. “En el conjunto de problemas que dejó la administración anterior también nos dejo una bendición. El gobierno anterior era tan estrafalario, tan poco comprensible, tampoco homologable para el resto del mundo, que nadie le prestaba plata”, interpretaba Dujovne atribuyendo a una presunta “desconfianza internacional” el desendeudamiento. Añadió: “la Argentina tiene niveles de endeudamiento bajísimos tanto a nivel del gobierno como a nivel de las empresas como el nivel de las familias”. Pormenorizó: “el gobierno argentino tiene una deuda neta, si le restamos lo que se debe a sí mismo después de que nacionalizó los fondos de pensión, de 20% del PIB, si le sacamos de eso los organismos internacionales 16 y de esos 16.8 denominados en moneda extranjera. Es una deuda realmente muy baja. Las empresas tienen un endeudamiento inferior a un tercio de su patrimonio. Son niveles de apalancamiento bajisimos en cualquier medida regional o internacional. Y las familias dedican nada más que 5% de su ingreso disponible al pago de un nivel de endeudamiento equivalente al 5% de su ingreso anual disponible”. Fue más allá y dijo que se trataba de “un nivel de deuda bajísimo, de los más bajos del mundo. No conozco ningún país que tenga niveles tan bajos”. Y entonces la comparación descalificadora: “tal vez algún país del África subsahariana o Corea del Norte”. P.D Antes que digan que es chamuyo aca va el video: [youtube]-PWVXE6OLW0[/youtube]

Mensaje escrito por gelso el 03/02/2020 08:48:24 am - Puntaje: 17 
[image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/47692/infan-macr
i_0.jpg?itok=i5kn_scr[/image] Estuviste muy astuto, Mauri, nadie sospechó de tu estrategia. Ser presidente de tu país fue todo un “engañapichanga”, una pantalla para ocultar tu verdadero objetivo de vida: ser presidente de la Fundación FIFA. Eso sí, te aconsejo no decir que tendrás el mejor equipo de los últimos 50 años, porque este engendro que presidirás se creó en el 2018. Qué orgullo para tus dos naciones: Argentina, el país que tus padres eligieron para que vos nazcas, crezcas, endeudes al pueblo y mueras. Y Panamá, el país que tus cuentas off shore eligieron para camuflarse. Tampoco será una tarea fácil. Mirá que si al poco tiempo no lográs plasmar ninguno de los objetivos de la Fundación FIFA, no salgas a decir que la culpa es de Cristina. Tampoco tenés a Lázaro Báez cerca para adjudicarle alguno de tus traspiés. Infantino podrá no tener pelo en la cabeza, pero alguna neurona le queda. Ahora te tiene a vos de asesor. Entonces, cuidado. Ese pelado no es Larreta. Si te consulta sobre penales guarda con lo que le respondés, no se está refiriendo a algunas de las tantas causas penales que tenés en tu contra. Lástima que los argentinos no podamos asistir a tu asunción presidencial. Igual ya estarás acostumbrado a las asunciones presidenciales sin gente. A propósito, ¿cómo pensás que los argentinos vamos a celebrar tu nombramiento? ¿con un festejo o con un minuto de silencio? No quiero tu respuesta ahora. Puede ser para el segundo semestre. A Infantino prometele que vas a duplicar la productividad, y a duplicar la ayuda social. ¿Cómo no va a creerte si sos un mago al momento de duplicar cosas? Duplicaste la pobreza, duplicaste la deuda externa…y sobran ejemplos. Nadie como vos tiene una “experiencia FIFA”, cuando te enfifaste a un país entero. Leí que dijiste que la educación es una herramienta igualadora de oportunidades y, de la mano del fútbol, puede ayudar a construir puentes y contribuir al progreso. Está muy bien que leas frases de sobrecitos de azúcar y los apliques a tu nuevo trabajo, vos que tuviste la suerte de no caer en la Educación Pública. Recordá que trabajarás en una Fundación, que viene de fundar. Te lo recuerdo, porque vos venís de fundir. A un país, claro. Acordate de no meterte en temas externos a tu área. Si en algún partido se usa la ley del offside, vos no la vetes. Tampoco prometas cosas que no podés dar. Coherencia, por ejemplo. ¿Qué importa si la AFA, Tinelli, Ameal y D´Onofrio hablaron mal de vos? Es envidia. ¿Maradona le pidió a la FIFA que se saque del cargo? Pobre Diego, no sabe que si hay algo a lo que no vas renunciar es a tu cargo (de conciencia). [link]https://www.pagina12.com.ar/245309-fundacion-fifa-fundicion-macri[/link][anchor_text]FUENTE[/a
nchor_text]

Mensaje escrito por gelso el 04/11/2019 05:39:58 pm - Puntaje: 16 
La asociación Ajus elevó una denuncia contundente y detallada y las Naciones Unidas hicieron un pedido de informes al Gobierno. “Las informaciones recibidas son suficientemente fiables”, dijo el relator García-Sayán. [image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/27849/macri-20cl
usellas-20na.jpg[/image] Por primera vez en cuatro años la Organización de las Naciones Unidas tomó como propias las sospechas sobre violación de la independencia de la Justicia durante el gobierno de Mauricio Macri. Tras una presentación de los abogados de la agrupación Ajus, Abogados por la Justicia Social, la Relatoría Especial para la Independencia de Magistrados y Abogados que encabeza el jurista peruano Diego García-Sayán dio 60 días al Gobierno para contestar los cargos sobre presiones, arbitrariedades y manipulaciones. El documento de García-Sayán fue recibido por el ex vicecanciller y actual representante argentino en Ginebra Carlos Foradori el viernes 1° de noviembre. Foradori debe girarlo al canciller Jorge Faurie y el ministro recopilar la defensa que pueda hacer el Poder Ejecutivo. “Hace poco más de un año, en septiembre de 2018, hicimos la presentación a la Relatoría, y en junio de 2019 estuvimos en Lima para entrevistarnos con García-Sayán y darle precisiones”, dijo a Página/12 Emanuel Desojo, presidente de Ajus en el área de La Plata, Berisso y Ensenada. “Lo que nos deja satisfechos dijo Desojo es que la Relatoría tomó los elementos de nuestra denuncia y derivó al Gobierno los cargos sobre la existencia de un plan sistemático, específico y estructural del Ejecutivo para cooptar la Corte Suprema por decreto, manipular el Consejo de la Magistratura, atacar a jueces porque supuestamente no comulgaban con el Gobierno o porque fallaron en contra de medidas consideradas claves para la política económica oficial, agredir especialmente a magistrados del fuero laboral y designar arbitrariamente jueces afines sin seguir las reglas.” Este diario pudo saber que los detalles de la denuncia resultaron tan frondosos que además Ajus está preparando un libro, “Justicia a la carta”, sobre la estrategia seguida por Macri en sus cuatro años de gestión. Los originales, a los que tuvo acceso Página/12, ocupan 400 páginas. Uno de los párrafos señala que Macri buscó “establecer un sistema judicial a la carta, donde no importa mantener la imparcialidad de sus jueces o reforzar la calidad institucional de la magistratura, sino más bien todo lo contrario”. Es decir, “encontrar un respaldo punitivo a decisiones políticas que, sin ese escudo judicial, no podrían ser llevadas a cabo”. Herramienta Ahora, el Estado argentino tiene 60 días de plazo para contestar. Se abren, entonces, dos posibilidades: Una es que Macri se apure y responda de aquí al 10 de diciembre, para deslindar responsabilidades políticas antes del final de su mandato. Otra es que suponga que le conviene aprovechar el plazo para que el pedido de García-Sayán quede en los cajones de la burocracia estatal. El Presidente no la tiene fácil, porque García-Sayán revela en el texto que se guía más por presunciones sobre la base de relatos fiables que por simple curiosidad. Por eso señala que mientras espera la respuesta insta al Gobierno a que “adopte todas las medidas necesarias para proteger los derechos y las libertades de la(s) persona(s) mencionada(s) e investigar, procesar e imponer las sanciones adecuadas a cualquier persona responsable de las violaciones alegadas”. También lo insta “a que tome las medidas efectivas para evitar que tales hechos, de haber ocurrido, se repitan”. Fiables “Tengo la intención de expresar públicamente mis preocupaciones en un futuro cercano”, señala la carta del relator. “Considero que las informaciones recibidas son suficientemente fiables para indicar que existe un asunto que justifica una atención inmediata.” Más aún: “Además, considero que la opinión pública tiene que ser informada sobre las implicaciones potenciales relacionadas con las alegaciones arriba mencionadas”. En términos institucionales, para la ONU los responsables son los Estados, gobierne quien gobierne. Pero si Macri no responde a tiempo las sospechas de la Relatoría, quien lo hará es el Estado bajo la jefatura de Alberto Fernández. En ambos casos, como Presidente electo o como Presidente en ejercicio, Fernández podrá hacer suya una herramienta valiosa: ya no serán suspicacias del Frente de Todos las acusaciones sobre el funcionamiento macrista de la Justicia sino irregularidades consideradas como serias por las Naciones Unidas. Tan serias como para abrir un expediente que no será vinculante pero sí formará parte de la evaluación que haga público el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Urgencia En su carta, García-Sayán reclama al Gobierno argentino “atención urgente” para la información que recibió “respecto de la presunta existencia de un plan sistemático y estructural de amedrentamiento del Poder Judicial de la República Argentina”. Lo interroga a partir de una denuncia sobre “una serie de actos concatenados” que “habrían socavado” la independencia del sistema judicial argentino y obstaculizado “la posibilidad de una actuación imparcial en decisiones que afectan a los intereses del Poder Ejecutivo, así como disciplinando a los magistrados que hubieran dictado resoluciones contrarias a la voluntad del Ejecutivo”. García-Sayán no hizo un simple pedido de datos. Reclamó información sobre trece puntos relacionados con las medidas que el Gobierno adopte ya mismo para garantizar, por ejemplo, la inamovilidad de los jueces, asegurar que no sean evadidos los concursos y dar cuenta de cómo se arregló el funcionamiento conforme a Derecho del Consejo de la Magistratura. Uno de los ejemplos que dio Ajus y fue tomado por el relator fue el logro de una mayoría política en el Consejo de la Magistratura mediante la designación como miembro del diputado Pablo Tonelli, la paralización de concursos como coartada y el uso de esa coartada para trasladar como subrogantes “magistrados vinculados o cercanos al partido gobernante sin respetar los requisitos establecidos en la legislación”. Un ejemplo de subrogación sería el de Juan Manuel Culotta como juez con competencia electoral en la provincia de Buenos Aires. Culotta no había concursado para ello. “Según la alegación recibida, el doctor Juan Manuel Culotta poseería vínculos estrechos y de amistad con el Presidente Macri, con su abogado personal y especialmente con el doctor Pablo Clusellas, secretario Legal y Técnico de la Nación”. Otro ejemplo es el conjunto de presiones para que renunciara la procuradora Alejandra Gils Carbó. Hay capítulo especial en la denuncia que se llama ”ataque a los jueces que han dictado resoluciones contrarias a los objetivos del Presidente Mauricio Macri”. Otro capítulo lleva por título “ataque a los abogados y jueces laboralistas”. Creada en 2011 por un grupo de abogados “para defender los derechos de las personas”, según la definición del propio Desojo, Ajus incluyó en su denuncia, tomada por García-Sayán, detalles sobre el ataque a los jueces Jorge Ballesteros y Eduardo Farah, al magistrado Alejo Ramos Padilla, la manipulación de fiscales en la causa del concurso preventivo del Correo Argentino SA y las designaciones ilegales en la Cámara Federal de Casación Penal y en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal. [link]https://www.pagina12.com.ar/229047-macri-armo-una-justicia-a-la-carta-y-la-onu-sospecha[/link]
[anchor_text]FUENTE/[anchor_text]

Mensaje escrito por gelso el 06/01/2020 08:12:11 pm - Puntaje: 16 
[image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/41383/despedidos
.jpg?itok=3ACQtoXS[/image] Tanto las políticas neoliberales llevadas a cabo por Cambiemos durante los últimos cuatro años como sus impactos en términos de empleo, condiciones de trabajo y relaciones laborales han sido de gran amplitud. A lo largo de este período, no sólo se incrementaron en más de un millón de personas la cantidad de desocupados y desocupadas, sino que además crecieron los niveles de subocupación, informalidad y precarización laboral a la vez que caía el poder adquisitivo de los salarios. Las transformaciones recientes desplegadas en el mundo del trabajo a escala global promueven predominantemente un modelo laboral neoliberal con eje en esquemas flexibilizadores y de rentabilidad empresarial, en detrimento de conquistas sociales y derechos adquiridos. La precarización del trabajo se extiende, así, asociada a los procesos de internacionalización, inseguridad social y flexibilidad laboral, con resultados diversos según los países en función de sus instituciones, historia y niveles de resistencia. En el contexto argentino en particular, con un grado de organización sindical más fuerte que el resto de la región, la flexibilización del trabajo promovida desde el gobierno no pudo imponerse como reforma política, de modo de avanzar sobre la legislación laboral vigente. Sin embargo, la caída de los niveles de actividad económica y el mayor grado de desregulación institucional operó en la práctica como mecanismo flexibilizador y de empeoramiento de las condiciones y la calidad del trabajo. La orientación general de las políticas y el clima de época fomentaron una mayor precarización y destrucción de puestos de trabajo registrados, junto a una prédica del “emprendedor individual” en tanto salida autónoma frente a las consecuencias del ajuste y la extensión de diversas formas de tercerización y aumento de puestos no registrados y empleo por cuenta propia. El desempleo era 16 por ciento en 2003, 6 por ciento en 2015 y 10 por ciento en 2019. Sumando el subempleo (menos horas que una jornada completa), 1 de cada 3 personas que participaban del mercado de trabajo no tenía empleo o tenía uno insuficiente en 2003, 1 de cada 7 en 2015 y 1 de cada 4 en 2019. De 2003 a 2015 unos 2,4 millones personas con problemas de empleo consiguieron un trabajo de jornada completa (1,4 millones venían del desempleo y 1,0 del subempleo). Mientras que de 2015 a 2019 la población desocupada o subocupada creció en 1,9 millones (0,9 millones no tenía trabajo y un millón trabajaba pocas horas). Apenas cuatro años bastaron para destruir un 79 por ciento de los construido a lo largo de doce. En 2003-2015 un 95 por ciento de los nuevos empleos creados fueron en puestos asalariados con descuento jubilatorio (registrados), contra apenas un 6 por ciento de los nuevos trabajos surgidos durante el macrismo. De 2015 a 2019 creció en 1,2 millones de personas la población con empleo precario (0,8 millones en trabajos por cuenta propia y 0,4 millones en puestos asalariados informales). El salario real creció 35 por ciento durante el kirchnerismo (62 por ciento en el sector en el sector informal) y cayó un 16 por ciento (23 por ciento en los puestos informales) durante el macrismo, lo que implica haber perdido en apenas un gobierno dos tercios de lo conseguido en tres. En conclusión, en materia laboral, como en tantos otros campos, es tiempo de reconstrucción, lo que implica, para el nuevo gobierno, recomponer la estructura productiva y poner al Estado al servicio de la creación y protección de trabajos de calidad para toda la población de nuestro país. Investigadores de la Universidad Nacional de General Sarmiento.

Mensaje escrito por gelso el 02/10/2019 04:32:00 pm - Puntaje: 15 
Albicius escribió: che, una duda: del 5 al 30, la llevaste vos, y nunca abriste ningún foro de pena.Te molesta que X aumente a 35%, pero no te preocupó alguien que la aumentaba un 25%?Peronismo gráfico
Pero no prometio pobreza cero? No era que iba a a mejorar la vida de los argentinos? Porque empeoro? se fue del 29%· al 35.4·% Explicame por favor

Mensaje escrito por gelso el 02/03/2020 02:49:11 pm - Puntaje: 15 
Parques eólicos: el negociado de los Macri perjudicó al Estado en cientos de millones de dólares El Estado compró los megawatts a un precio superior al del mercado Expertos en energía renovable calculan que en los 20 de años de contrato de cuatro de los seis parques eólicos que el Grupo Macri compró y luego vendió se perjudicó al estado en más de 700 millones de dólares. [image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/53941/macri-0.jp
g?itok=-7-gssOC[/image] ¿Cuál es el delito? Si los parques eólicos fueron un negocio entre una empresa española, Isolux, con sus viejos socios del Grupo Macri y después un gigante chino, Goldwind, no son más bien trampas entre privados? ¿cuál es el perjuicio para el estado? Esto es lo que argumentaban en Comodoro Py alrededor del caso de los parques eólicos. Por primera vez, Página/12 devela el mecanismo con el cual el gobierno Macri y el Grupo Macri le produjeron un perjuicio al estado argentino de centenares de millones de dólares con los molinos de viento. Expertos en energía renovable calculan que en los 20 de años de contrato de cuatro de los seis parques eólicos que el Grupo Macri le compró a la quebrada Isolux, el gobierno de Macri otra vez de los dos lados del mostrador perjudicó al estado en más de 700 millones de dólares. Isolux, la vieja socia de los Macri, se había adjudicado cuatro parques en 2009 y cuando Macri asumió en 2016, los españoles no habían construido nada, estaban en crisis total, denunciados por corrupción. No sólo correspondía quitarles esas concesiones, sino también aplicarle multas por los incumplimientos. El paso siguiente debía ser una nueva licitación, pero con los precios que el estado pagaba en 2016, es decir, 59 dólares por megawatt. Pero el gobierno Macri no licitó nada, el Grupo Macri se quedó con los cuatro parques y el Estado compró cada megawatt a más de 71 dólares. Esos 12 dólares por mega/hora, que el estado paga demás, son los que en 20 años producen una diferencia de cientos de millones de dólares. La trampa fueron los sobreprecios. Pero hubo un adicional. Pese a que Isolux había desistido de los cuatro primeros parques y anunció que se iba del país, la administración Macri le adjudicó otros dos más Loma Blanca VI y Miramar, que también se los quedó el grupo Macri, al punto que salió a venderlos de inmediato. En la propuesta de venta, el Grupo Macri no se escondió: en la carátula de la propuesta hecha a inversores a la que Página/12 accedió de forma exclusiva, figura el logo de Socma, Sociedades Macri. Trampa Las licitaciones en parques eólicos no son como todas las demás: no consisten en que el estado entrega un bien y el particular lo explota. En el caso de los molinos y también la energía solar, los particulares ponen molinos o paneles solares y ofrecen venderle la energía al estado a determinado precio. Se supone que gana la licitación el estado acepta el que ofrece el precio menor. En 2009, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y con Julio De Vido como ministro, se hizo la primera ofensiva para que el país sume energía limpia y renovable. El plan se llamó GENREN (Generación de Renovables): se licitaron parques eólicos y parques de energía solar. En aquella licitación, IsoluxCorsan, viejo aliado del Grupo Macri, ganó cuatro parques eólicos en Chubut: Loma Blanca I, II, III y IV. Por supuesto que hubo acusaciones contra De Vido de que se estaba pagando demasiado por cada megawatt y uno de los acusadores era, precisamente, Macri. Los especialistas están de acuerdo en que aquel precio era alto pero no aseguran que existieran sobreprecios, porque los valores fueron bajando de manera abrupta, más o menos un 20 por ciento anual, en todo el mundo. El mismo molino que en 2009 producía 1,5 megawatt (mw) hora, hoy produce más de 5 megawatts. La tecnología avanzó de forma asombrosa porque la energía renovable se masificó en todo el mundo, algo parecido a lo que ocurre en telefonía celular. Hay un dicho simpático en el mundo de la energía. the profits are blowing in the wind, parafraseando una canción de Bob Dylan: las ganancias soplan en el viento. Cuando Macri llegó al gobierno también los precios se fueron modificando a la baja año a año: en el plan Renovar I se pagaron, en promedio, 58 dólares el mw y en el plan Renovar II el precio bajó a 40. Entre uno y otro plan pasó apenas un año. Socios Cuando Mauricio Macri llegó al gobierno, en diciembre de 2015, Isolux no había hecho nada con tres de los cuatro parques eólicos y sólo había puesto en marcha uno, Loma Blanca IV. La empresa estaba virtualmente en quiebra, acusada de corrupción en España y con deudas de todo tipo en la Argentina. Para colmo, el compromiso era comprarle los mw a los precios más altos determinados en 2009 por el programa Genren. En toda la industria de la energía renovable se daba por seguro que Macri anulaba las adjudicaciones y volvía a licitar los parques eólicos de Isolux, que a esa altura no sólo merecía que le quiten los parques sino que se le impongan punitivos por no haber concretado lo que era su obligación. Además, el ex presidente lanzó discurso tras discurso anunciando que ahora sí, con él en la Casa Rosada, las licitaciones iban a ser transparentes y no como en el plan Genren. La maniobra fundamental consistió en que Macri no le quitó los parques a Isolux sino que se los quedó para su grupo empresarial. Lo primero que hizo fue convalidar el Genren que tanto cuestionó: lo hizo a través de una resolución, la número 202, que firmó el mismo Macri. Eso sí, le bajó algo el precio al mw del valor original. Se fijó en 71 dólares, una cifra altísima comparada con los precios con los que licitaron los nuevos parques en ese mismo año, a lo sumo 59 dólares. Una vez validado el Genren, se puso en marcha para que varias empresas asociadas al Grupo Macri le compraran los parques a Isolux, una maniobra muy bien descripta por la periodista de Perfil Emilia Delfino. El tradicional contador del Grupo Mario Payaslian armó sociedades Sideli, Sidsel, Usir y otras que se quedaron en octubre de 2016 con los parques de Isolux a cambio de 25.800.000 dólares. Parte del dinero lo pusieron Carlos Tévez, 17 millones de dólares y Guillermo Barros Schelloto, 800.000 dólares (ver aparte). Según Perfil, Payaslian reconoció que el Grupo Macri tenía el 12 por ciento de las sociedades compradoras, pero aparece con la mayoría la sociedad Usir que tiene toda la sospecha de ser, también, del Grupo Macri. Una prueba es que Usir le prestó 5 millones de dólares a Gianfranco Macri, sin explicación alguna y, además, aparece en el trasfondo una sociedad en Luxemburgo, paraíso fiscal, llamada Rainbow Finances. Un aspecto aún más grotesco es que un mes después de que Isolux anunciara que vendió sus cuatro parques eólicos y que se iba del país, el gobierno de Macri le volvió a adjudicar a la empresa española dos parques más, Loma Blanca VI y Miramar (ver aparte). En síntesis, el Grupo Macri se quedó, sin pasar por ninguna licitación y a cambio de 25.800.000 dólares, con seis parques eólicos, en cuatro de los cuales el estado pagaba un sobreprecio importantísimo por el mw, por lo que se trató de un grave perjuicio para el erario público. Negocio espúreo I Pero el Grupo Macri no quería vender energía ni invertir. Sólo quiso concretar un pase de manos con enormes ganancias. De manera que tomó los parques eólicos y así como se los había quedado, así los vendió en menos de un año. Tenía una carta decisiva a favor: el estado le pagaba más que lo normal. Los compradores fueron una empresa china, Goldwind, que se quedó con cinco parques y Genneia, empresa liderada por Jorge Brito del Banco Macro, con el parque restante. En total, en la venta, el grupo empresario del presidente recaudó 95 millones de dólares, con una ganancia en el pase de manos de 69.200.000 dólares. En un año, el Grupo Macri, prácticamente sin hacer nada, se llevó casi 70 millones. Negocio espúreo II Pero, al mismo tiempo, lo que hizo el Grupo Macri fue transferir el perjuicio para el estado. Transfirió los cuatro parques originales Loma Blanca I,II,III y IV, a los que el estado les compra la energía a 71 dólares el mw/hora, en lugar de los 59 de 2016 o incluso los 40 dólares de las licitaciones de 2017. Un cálculo hecho por especialistas consultados por Página/12 indica que ese sobreprecio que la administración Macri dejó al no anularle la licitación a Isolux, significa una erogación de nueve millones de dólares adicionales por año y por cada parque. Si se considera que los contratos son por 20 años, la diferencia en contra del estado es astronómica: 180 millones por cada parque y 720 millones sumados los cuatro parques. Esto es lo que explica por qué el Grupo Macri encontró compradores tan fácilmente. El escandalo de los parques eólicos motivó una denuncia de los diputados Rodolfo Tailhade y Martín Doñate, del Frente de Todos. Pero el juez Marcelo Martínez de Giorgi se encontraba con un problema: no estaba claro el perjuicio al estado, porque aparentemente eran manejos entre privados, Isolux, los Macri y las empresas compradoras. Por supuesto que aparecía la sociedad armada en Luxemburgo y fuertes sospechas de lavado de dinero y evasión impositiva, pero no la estafa al estado. La investigación de este diario demuestra que las jugarretas no fueron para nada neutrales: perjudican al estado en centenares de millones de dólares. Y queda sobre la mesa un delito mucho más grave: administración fraudulenta en perjuicio del estado. [link]https://www.pagina12.com.ar/250270-parques-eolicos-el-negociado-de-los-macri-perjudico-al-esta
d[/link][anchor_text]FUENTE[/anchor_text] [link]https://www.clarin.com/politica/piden-investigue-trafico-influencias-favorecer-empresas-ligada
s-familia-mauricio-macri_0_HyVss1NEz.html[/link][anchor_text]CLARIN FUENTE RELACIONADA[/anchor_text] [link]https://www.perfil.com/noticias/politica/sin-licitacion-el-grupo-macri-compro-y-luego-revendio
-seis-parques-eolicos.phtml[/link][anchor_text]PERFIL FUENTE RELACIONADA [/anchor_text] [link]https://www.elpatagonico.com/indagan-los-negocios-parques-eolicos-macri-n5033816[/link][anchor
_text]EL PATAGONICO FUENTE RELACIONADA[/anchor_text]

Mensaje escrito por gelso el 30/03/2020 01:16:58 am - Puntaje: 15 
Según el estudio “Los argentinos frente al coronavirus”, el 51% de quienes se identifican como votantes de Cambiemos evalúa la gestión del gobierno actual como muy buena. No solo eso, de los encuestados que votaron a Macri, el 51,6% admite que el Frente de Todos está mejor preparado para hacer frente a la situación. [image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/61135/1585163167
200325018_0.jpg?itok=1_5izJB_[/image] La encuesta titulada “Los argentinos frente al coronavirus” reúne las opiniones, valoraciones y actitudes locales frente a la enfermedad de mil casos de personas mayores de 16 años. Los resultados arrojados dibujan un panorama del clima sociopolítico, las actitudes de los ciudadanos hacia el Covid-19, las miradas hacia la cuarentena y las políticas públicas llevadas adelante en materia de salud. Los resultados dan cuenta de las percepciones de los ciudadanos desde temas como el desempeño del Gobierno a la hora de afrontar la pandemia hasta la participación en los “aplausazos”, pasando por el uso del tiempo libre durante el confinamiento y la actitud tomada por el Gobierno ante la repatriación de los argentinos en el exterior en este contexto de crisis. Votantes de Macri pero satisfechos con Alberto El trabajo de campo fue realizado entre el 24 y el 26 de marzo por la consultora Trespuntocero. Además de estos datos se introduce una variable que permite medir la opinión pública con respecto a los modos en que la administración de Alberto Fernández hace frente a la pandemia según cómo votaron los encuestados en octubre de 2019, es decir, qué opinan del aislamiento social y la competencia de Fernández y sus funcionarios para sobrellevar la crisis quienes lo acompañaron con su voto en las últimas elecciones y también aquellos que se inclinaron por la fórmula Mauricio Macri - Miguel Angel Pichetto y Roberto Lavagna - Juan Manuel Urtubey. La evaluación general de los encuestados acerca del desempeño del Gobierno nacional para enfrentar la pandemia para el 77,3% de los encuestados es buena o muy buena. Según su voto en octubre pasado, 96,9% de los encuestados votantes de Fernández consultados y el 51% de los votantes de Macri evalúan la gestión del gobierno actual como muy buena. Un dato curioso es que a la hora de sopesar qué gestión está mejor capacitada para tratar el coronavirus, el 82,7% elige al Gobierno actual y sólo el 17,3 a su antecesor Mauricio Macri. Pero además, entre los votantes de Cambiemos consultados, la mayoría (51,6 %) admite que el actual Gobierno está mejor preparado para hacer frente a la situación y, entre esos mismos votantes, el 83 % reconoce que las medidas implementadas son positivas y muy positivas. Respaldo a medidas y trabajadores de la salud Las dos medidas del Gobierno con mejor imagen son la cuarentena obligatoria (el 97, 6% se manifestaron de acuerdo y muy de acuerdo) y la suspensión de las clases (el 97, 2% lo percibe como una decisión acertada). El 91 % de los encuestados caracterizan al coronavirus como una “pandemia global que puede tener graves consecuencias”. En cuanto al desempeño de los actores sociales, los que mejor parados están ante la mirada de los encuestados son los profesionales de la salud (97,7% de imagen positiva) y los más desprestigiados son los empresarios y comerciantes (con una imagen negativa del 28,9 %). Aplausos y cuarentena Asimismo, la mitad de los entrevistados (50,4 %) dice participar de los “aplausazos”. El 96% asegura cumplir con la cuarentena (de ese total el 58 % asevera que sale solamente para hacer compras), y sólo el 0,4 % reconoce que no acata la disposición.

Mensaje escrito por gelso el 07/10/2019 04:51:38 pm - Puntaje: 14 
El aumento de precios subió a 6,2 por ciento en septiembre, según el relevamiento del Instituto de Trabajo y Economía La renovada presión inflacionaria estuvo concentrada en el precio de los alimentos. Harinas, carnes, manteca y quesos registraron subas de dos dígitos en el Indice de Relevamiento de Precios del ITE. [image]http://images.pagina12.com.ar/styles/focal_3_2_960x640/public/media/articles/22165/g0065048-c
artasso.jpg?itok=RaGm9RLo[/image] La inflación escaló 6,2 por ciento en septiembre y registró así el valor mensual más elevado en un año. El relevamiento de precios elaborado por el Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abadala trepa así 50,4 por ciento. A pesar de la profunda crisis de consumo masivo que limita las posibilidades del traslado a los precios de la devaluación y el alcance de la eliminación temporaria del IVA para algunos alimentos, la renovada presión inflacionaria estuvo concentrada en el precio de los alimentos. Harinas, carnes, manteca y quesos registraron subas de dos dígitos en el Indice de Relevamiento de Precios del ITE. Con los registros acumulados en lo que va del año el gobierno de Mauricio Macri establecerá un nuevo record argentino. Cuando termine su mandato la inflación se ubicará por encima del 50 por ciento anual: 2019 quebrará la marca establecida un año antes y alcanzará el mayor nivel en tres décadas. Así, la inflación anual computada en dos de los cuatro años de Cambiemos en la Casa Rosada solo quedará detrás del guarismo observado en 1991 en las postrimerías de la hiperinflación. Ante el rotundo fracaso de la estrategia oficial para contener la sostenida escalada en el precio de los alimentos y el impacto de la aceleración inflacionaria sobre la pobreza, el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, lanzó su Plan Argentina contra Hambre. La medida no solo se busca bajar el precio de los alimentos y mejorar los ingresos de las familias sino que también apuntará a mejorar los hábitos de alimentación. La iniciativa que propone impulsar Fernández contempla regular el precio de una canasta básica de alimentos, relanzar y reforzar el programa Precios Cuidados desarticulado a lo largo de los últimos cuatro años, reforzar la alimentación escolar y establecer una canasta de alimentos saludables. El Indec difundirá su medición de precios para septiembre la próxima semana. El último dato disponible es el 4,0 por ciento de agosto cuando el IPC registró un primer impacto de la devaluación registrada después de las elecciones primarias. Así los registros oficiales acumularon un alza de 30 por ciento en ocho meses y una disparada del 54,5 por ciento en doce meses. Consultoras privadas, universidades y centros de investigación esperan que la inflación minorista se ubique entre 5 y 6 por ciento en septiembre. El ITE-FGA estimó un incremento del 6,2 por ciento, el nivel más alto en un año. El informe de ITE indica que la escalada se vio impulsada por una suba en Alimentos y Bebidas del 6,5 por ciento. Con menor peso sobre el indicador general pero con alzas más significativas se ubicaron los rubros Equipamiento y Mantenimiento del Hogar (10,4 por ciento) y Atención Médica y Salud (9,9 por ciento). En el último caso, el aumento responde al alza de las cuotas de las empresas de medicina prepaga a quienes el gobierno de Cambiemos le habrá autorizado en doce meses el mayor incremento en la cuota desde la sanción de la ley que regula la actividad, en 2011 . Cuando entre en vigencia al ajuste de noviembre autorizado la semana pasada, el séptimo en el transcurso de 2019, el incremento en el bolsillo del afiliado habrá llegado al 69,6 por ciento interanual, muy encima de cualquier medición inflación. También incide sobre la escalada en el rubro Atención Médica y Salud del índice de precios del ITE-FGA los sostenidos aumentos en los valores de los medicamentos. [link]https://www.pagina12.com.ar/223923-la-inflacion-en-alimentos-es-mas-alta[/link][anchor_text]FU
ENTE[/anchor_text]