Login

  



Que la palabra sea la realidad





Thread creado por pozi2171 el 21/10/2020 09:20:38 pm. Lecturas: 182. Mensajes: 19. Favoritos: 0





21/10/2020 09:20:38 pm 
   3                           
pozi2171


Miembro desde: 07/06/2013

Threads abiertos: 127
Mensajes: 10644  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 2





nicus07 había creado un Thread similar, y aprovechando su trabajo y ahorrando el mío, se pueden destrabar las páginas, ojalá haga falta
´´¿Y si un trozo de madera descubre que es un violín?
que cegado por el miedo.
no escuchaba su música interior.
No merece el empeño de ser tallado.
no debe ser moldeado
y encontrar así su propia felicidad.
O debe pasar su vida apilado en un pilón.
esperando con sus compañeros ser quemado,
por el fuego del tiempo.
¿No es la vida ilusión?
¿No es la vida oportunidad?
o sólo la conformidad de muchos.
El desencanto de regirnos por los ejemplos
de lo ya vivido.
Pobre trozo de madera.
en triste día descubre que es un violín,
ahora duda su suerte,
se cuestiona su existencia,
se exige un sueño.
El invierno se acerca,
el fuego lo espera,
si no se decide, formará parte él.
¿Y si lo intenta y fracasa?
nunca sonará bien.
Pero al menos podrá decir,
que fue violín
y no leño, de un fuego
que no era eterno´´.

Arthur Rimbaud

“Ni siquiera ha crecido la hierba. No se puede ser vagabundo y artista y al mismo tiempo un burgués sano y cuerdo. Si quieres embriaguez, ¡Acepta también la resaca! Si quieres sol y bellas fantasías, ¡Acepta también la suciedad y el hastío! Todo está dentro de ti, el oro y el barro, el deleite y la pena, la risa infantil y la angustia mortal. ¡Acéptalo todo, no te aflijas por nada, no intentes rehuir nada! No eres un burgués, tampoco eres un griego, no eres armónico y dueño de ti mismo, eres un pájaro en plena tormenta. ¡Déjala rugir! ¡Déjate llevar! ¡Cuánto has mentido! ¡Cuántos miles de veces, incluso en tus libros y poesías, has fingido ser el armonioso y sabio, el feliz, el iluminado! ¡Lo mismo han fingido ser los héroes al atacar en la guerra, mientras las entrañas temblaban! ¡Dios mío, qué siniestro y fanfarrón es el hombre, sobre todo el artista, sobre todo el poeta, sobre todo yo!”.
´´El caminante´´, Hermann Hesse

´´Dale a la gente concursos que puedan ganar recordando la letra de las canciones más populares, o los nombres de las capitales de Estado, o cuánto maíz produjo Iowa el año pasado. Atibórralos de datos no combustibles, lánzales encima tantos «hechos» que se sientan abrumados, pero totalmente al día en cuanto a información. Entonces, tendrán la sensación de que piensan, tendrán la impresión de que se mueven sin moverse. Y serán felices, porque los hechos de esta naturaleza no cambian. No les des ninguna materia delicada como Filosofía o Sociología para que empiecen a atar cabos. Por ese camino se encuentra la melancolía´´.
´´Fahrenheit 451´´, Ray Bradbury

´´Bésame fuerte. Así. No hay que amar a medias´´.
´´Los hermanos Karamazov´´, #Dostoyevski
33 3



21/10/2020 09:24:47 pm 
   12                           
Cullen


Miembro desde: 15/01/2014

Threads abiertos: 12
Mensajes: 1382  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 9








21/10/2020 09:28:14 pm 
   1                           
pozi2171


Miembro desde: 07/06/2013

Threads abiertos: 127
Mensajes: 10644  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 2





Cullen ¡suerte que no soy peronista!



21/10/2020 09:53:45 pm 
   2                           


Desde la PC más tarde cuelgo algo.

¿El primer poema de quién es? De Rimbaud seguro que no. No es su estilo, pero la red está repleta de poemas atribuidos a autores reconocidos, quién sabe con qué intención.


21/10/2020 09:55:23 pm 
   3                           
Dejame adivinar el autor del poema... a ver, a ver, mmmhhhh, ya lo se! ¿El padre Grassi?

Me lo imagino a Dartés paseando por las playas de Copacabana con una remerita impresa con esos ´´dulces y tiernos´´ pensamientos...


21/10/2020 10:07:04 pm 
   5                           
Dejo algunos versos del furioso poema del español, José de Espronceda.

Me gusta ver el cielo
con negros nubarrones
y oír los aquilones
horrísonos bramar,
me gusta ver la noche
sin luna y sin estrellas,
y sólo las centellas
la tierra iluminar.

Me agrada un cementerio
de muertos bien relleno,
manando sangre y cieno
que impida el respirar,
y allí un sepulturero
de tétrica mirada
con mano despiadada
los cráneos machacar.

Me alegra ver la bomba
caer mansa del cielo,
e inmóvil en el suelo,
sin mecha al parecer,
y luego embravecida
que estalla y que se agita
y rayos mil vomita
y muertos por doquier.

La llama de un incendio
que corra devorando
y muertos apilando
quisiera yo encender
tostarse allí un anciano,
volverse todo tea,
y oír como chirrea
¡qué gusto!, ¡qué placer!

Me gusta que al Averno
lleven a los mortales
y allí todos los males
les hagan padecer
les abran las entrañas,
les rasguen los tendones,
rompan los corazones
sin de ayes caso hacer.



21/10/2020 10:10:37 pm 
   1                           
pozi2171


Miembro desde: 07/06/2013

Threads abiertos: 127
Mensajes: 10644  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 2





Hay violines y violines

´´Solo unos pocos encuentran el camino, otros no lo reconocen cuando lo encuentran, otros ni si quiera quieren encontrarlo.´´
´´Alicia en el país de las maravillas´´, Lewis Carroll



21/10/2020 10:30:28 pm 
   3                           
Un escritor/pintor genial que estuvo muy adelantado a su tiempo y que me encanta, es William Blake.

Visión memorable

Mientras paseaba entre llamas del infierno, deleitado con
los goces del genio que a los ángeles parece tormento y
locura, recogí algunos de sus proverbios pensando que,
así como los dichos de un pueblo llevan el sello de su
carácter, los proverbios del Infierno muestran la naturaleza
de la sabiduría infernal mejor que ninguna descripción de
edificios o vestiduras.
Cuando volví a mi casa, sobre el abismo de los cinco
sentidos, allá donde una doble llanura se desploma sobre
el presente mundo, vi un poderoso demonio envuelto en
nubes negras, aleteando en las paredes de las rocas con
llamas corrosivas escribió la sentencia siguiente,
comprendida por el cerebro de los hombres y leída por
ellos en la tierra.


¿No comprendes que cada pájaro que hiende el camino del aire
es un mundo inmenso de delicias cerrado para tus cinco
sentidos?






21/10/2020 10:58:11 pm 
   3                           
Giovanni Papini - El espejo que huye

Una imposible mañana de invierno, en una estación muy conocida, un hombre que no conozco —de sobretodo, con dos violetas en el ojal— quería demostrarme que los hombres son felices, que la vida es grande, que el mundo es hermoso. Yo lo escuchaba con interés, sacudiendo a cada momento la ceniza de mi cigarrillo que el viento consumía sin que nunca lo llevara a la boca. Lo escuchaba sonriendo y el Hombre que no conozco se acaloraba cada vez más y del humour pasaba al sentimiento, al entusiasmo y al delirio. La fuga de sus palabras rápidas, fluyentes, firmes, como si hubieran sido fundidas en ese instante, acuñadas de nuevo en algún sitio hacía poco tiempo, me llenaba de una ebriedad muy similar a la que provoca el champaña. Algo picante y saltarín, un deseo de abrazar y de llorar, de danzar, de reír de improviso…
En cierto momento su voz me dijo:
—Medite, señor, medite en la grandeza del progreso que se desarrolla bajo nuestros ojos en el progreso que lleva a los hombres desde el pasado hasta el futuro, desde lo que ya no es más hasta lo que todavía no es, de lo que se recuerda a lo que se espera. Los salvajes no prevén el futuro, no piensan en el porvenir no prevén ni proveen. Pero nosotros, hombres civilizados, hombres nuevos, vivimos para el futuro y a merced del futuro. Nuestra vida entera se tiende hacia lo que debe venir, está construida en previsión de lo que ocurrirá. Nuestros hombres consagran el presente al mañana (siempre, porque todo presente pasa al mañana que pasará), respetuosa y valerosamente.
“Este enorme progreso del espíritu profético es lo que hace desvanecer los peligros, lo que pone en nuestras manos las fuerzas, lo que hace descubrir nuevas posibilidades, lo que nos vuelve dueños de la tierra, del mar y del cielo y de una cosa que vale más que todo eso, oh señor: ¡de nosotros mismos!”
Pero en ese momento un tren expreso llegó a la estación. Su estruendo solemne en el cruce de las vías, su breve silbato, decidido, irritado, interrumpieron el discurso del Hombre que no conozco. Cuando el tren se calmó y no se oyeron más que sordos bufidos de la locomotora y los viajeros escaparon, el Hombre quiso todavía continuar pero yo me anticipé:
—Señor Hombre —le dije—, este tren que acaba de llegar, ¿no le ha sugerido nada que se relacione con nuestra circunstancia? ¿No ha entendido su respuesta? ¿Quiere que se la repita yo, humilde traductor, ya que puedo traducir el idioma de los trenes y de muchas otras cosas? Hasta hace pocos minutos este tren corría a una velocidad media de ochenta kilómetros por hora, pequeño mundo apiñado e iluminado a través del campo solitario y neblinoso. Y he aquí que de pronto se detiene y los habitantes de esta pequeña ciudad en fuga han desaparecido y el maquinista se seca la frente con aire poco satisfecho. Las ruedas se han detenido perezosamente sobre los rieles y los vagones vacíos y oscuros añoran las charlas de los pasajeros y las valijas multicolores. Así termina una fuga cuando se viaja sobre rieles. Pero dejemos el tren y volvamos a los hombres. En este momento se me ocurre algo absurdo y se lo digo a usted, señor Hombre, y lo digo porque no hay aquí multitudes que puedan escucharme. Si estuvieran aquí todos los que yo deseo, les diría:
”Imaginad, humanos, una cosa imposible, absurda, loca, increíble y espantosa. Imaginad que todo el mundo se detuviese de improviso, en un instante dado, y que todas las cosas permanecieran en el sitio en que estaban y que todos los hombres se volvieran inmóviles, como estatuas, en la actitud en que estaban en ese instante, en la acción que se hallaban ejecutando… Si esto ocurriera y si a pesar de todo ello continuara todavía funcionando en los hombres el pensamiento, y pudieran recordar y juzgar lo que hicieron y lo que estaban haciendo, y pudieran examinar todo lo que realizaron desde su nacimiento y meditar en lo que deseaban realizar antes de morir, ¡imaginaos cuánta desesperación ardería bajo el trágico silencio de ese mundo detenido de improviso!
”No sé si tendréis el valor de escuchar lo horrible que sería. Esforzaos por unos instantes en ver a todos estos hombres inmovilizados mientras se hallaban dedicados a su tarea, anhelantes detrás de sus sueños, instigados por sus sucias pasiones, rudamente empujados por sus deseos. Vedlos esparcidos por el mundo, como suspendidos por una catástrofe que los trasmutara en fantoches pensantes, en estatuas desesperadas. Vedlos en las más repugnantes posiciones y en las más ridículas, en las más cansadoras y en las más estúpidas. He aquí al hombre sorprendido en medio de un pesado sueño con la boca semiabierta como un cadáver borracho al hombre en el acto amoroso, extendido como una bestia jadeante sobre la mujer de párpados cerrados al hombre que robaba en las tinieblas con falsa mirada y la lámpara que nunca más se apagará al juez vestido de negro que dispensa el infierno y la sangre desde su alto sitial al miserable que se arrastra por el fango de la ciudad buscando un hueso y una moneda a la mujer que sonríe lascivamente con su rostro empolvado, en postura insinuante al mercader de manos huesudas que gesticula para lograr diez centavos más al campesino afanado con la aguijada en la mano tendida hacia los inmóviles bueyes al elegante orador detenido en medio de una sonrisa y de un cumplido al soldado que se hallaba con la bayoneta calada ante una puerta cerrada, y al homicida que preparaba sus venenos en una buhardilla, y al obrero soñoliento curvado sobre las enormes máquinas grasientas, inmóviles y siniestras, y al científico que no puede separar el ojo cansado del microscopio donde han interrumpido su danza los monstruos invisibles…
”Imaginad ahora, si vuestro ánimo resiste, los pensamientos de todos estos hombres condenados en un mismo instante ante la conciencia de su muerte. ¿Creéis vosotros que habrá un solo hombre —uno solo, ¿entendéis?—, uno solo que esté contento y satisfecho de ese momento en que el destino lo ha vuelto inmóvil? ¿Creéis que para uno solo de estos hombres sería ése el momento de Fausto, el momento hermoso que querríamos detener, fijar y conservar para la eternidad? ¡Vosotros no creéis realmente esto, no podéis creerlo!
”El señor Hombre —usted, aquí presente, delante de mí— ha dicho una gran y tremenda verdad. Los hombres piensan en el futuro, viven para el futuro, consagran perpetuamente sus días actuales a los mañanas venideros. Todo hombre no vive más que para aquello que prevé, aguarda y espera. Toda su vida está hecha de manera que cada instante tiene valor para él solamente en cuanto él sabe que ese instante prepara un instante sucesivo, cada hora una hora, que vendrá, cada día un día que seguirá. Toda su vida está hecha de sueños, de ideales, de proyectos, de expectativas todo su presente está hecho de pensamientos en torno a su futuro. Todo lo que es, lo que está presente, nos parece oscuro, mezquino, insuficiente, inferior, y nosotros nos consolamos solamente pensando que todo este presente no es sino un prólogo, un largo y aburrido prólogo, a la hermosa novela del porvenir. Todos los hombres, lo sepan o no, viven gracias a esta fe. Si de pronto se les dijese que dentro de una hora todos morirán, todo lo que hacen y lo que hicieron no tendría para ellos ningún placer, ni sabor y valor algunos. Sin el espejo del futuro la realidad actual parecería torpe, sucia, insignificante. Sin el mañana que permite esperar los desquites, las victorias, las ascensiones, las promociones y los aumentos, las conquistas y los olvidos, los hombres no consentirían más en seguir viviendo. Sin el lejano perfume del mañana no querrían comer el negro pan del hoy.
”Pensad, pues, en estos hombres detenidos de pronto, que no pueden actuar más pero que todavía piensan. Imaginad a estos hombres prisioneros de un eterno hoy, sin la liberación de la conciencia. ¿Qué pensarán estos hombres? ¡Qué dolor atroz debe roer sus vísceras y amputar sus nervios! Inmóviles en sus posiciones vergonzosas y delictivas, tristes e idiotas, sin posibilidades de esperanza, sin luz de sueños, sin dulzura de proyectos, con las alas tronchadas, las piernas atadas, las manos encadenadas, como una enorme multitud de prisioneros al estilo de Miguel Ángel, reducidos a las ataduras de sus vidas mezquinas, melancólicas, repugnantes ataduras de esa vida que soportaban solamente con la esperanza y la expectativa de vidas más bellas y más grandes: ellos, esos condenados a la perpetua inacción, reconocerán con infinita rabia la absurda estupidez de su vida anterior. Pensarán que todo el presente era sacrificado por ellos en pos de un futuro, que a su vez se volvería presente y sería sacrificado a su vez por otro futuro y así hasta el último presente, hasta la muerte. Todo el valor del hoy estaba en el mañana y el mañana valía solamente por otro mañana y así llegaba el último hoy, el hoy definitivo, y así la vida entera había transcurrido para preparar de día en día, de hora en hora, de momento en momento lo que no llega nunca. Y ellos descubrirán esta tremenda cosa: que el futuro no existe como futuro, que el futuro no es más que una creación y una parte del presente y que soportar la vida inquieta, la vida triste, la vida doliente por este futuro que de día en día huye y se aleja es la más dolorosa necedad de esta estúpida vida.
“Humanos, nosotros perdemos la vida por la muerte consumimos lo real por lo imaginario, valoramos los días sólo porque nos conducen a días que no tendrán otro valor que el de traernos otros días idénticos a ellos… ¡Humanos: toda vuestra vida es un fraude atroz que vosotros mismos tramáis para vuestro daño, y solamente los demonios pueden reír fríamente de vuestra carrera hacia el espejo que huye!”
Un nuevo expreso, pitando y tronando, entró en la estación y una vez más los viajeros huyeron y el maquinista se enjugó la frente con aire poco satisfecho. El Hombre que no conozco estaba siempre ante mí —de sobretodo, con dos violetas en el ojal—, aunque lo hubiese olvidado del todo.
—He aquí —le dije— mis ideas sobre el progreso, sobre el porvenir y sobre la vida. Ciertamente, usted no está de acuerdo conmigo pero yo estoy de acuerdo con alguien por ejemplo, con la niebla que a menudo intenta cubrir el mundo y esconder el hombre al hombre, la miseria al desprecio, la fealdad a la melancolía. Y yo amo muchísimo, señor Hombre, los trenes que se detienen tras las inútiles fugas y la niebla que vela lo que no se puede destruir.
El hombre que no conozco se había vuelto nervioso y todo su entusiasmo había desaparecido como un hilo de humo. En vez de responder, se quitó del ojal una de sus violetas y me la ofreció. Yo la tomé con una inclinación, la acerqué a la nariz y su leve perfume me gustó.



21/10/2020 11:14:29 pm 
   1                           
Albicius


Miembro desde: 22/06/2019

Threads abiertos: 0
Mensajes: 4931  
Subtítulos subidos: 23
Threads Favoritos: 0





el pozo de mierda no es peronista!!!!!!!!!!!!


sólo trabaja para ellos, y es capaz de apoyar cualquier animalada, si es por el suelod.

Pozito de mierda, andá a lavarte el orto, sos más nazi que auggie, o que la cuenta de auggie.

buscate un trabajo honesto


21/10/2020 11:21:16 pm 
   2                           
Este es un fragmento de ´´Las tentaciones de San Antonio´´, de Flaubert. Libro de casi imposible lectura, por lo hermético y experimental, pero que tiene muchos pasajes impresionantes, como el que pongo a continuación.


II

(Entonces una gran sombra, más sutil que una sombra natural, y ala que otras sombras acompañan, aparece en la tierra.
Es el Diablo, apoyado contra el techo de la cabaña que lleva bajo sus dos alas —como un murciélago gigantesco que amamantara a sus pequeños— los Siete Pecados Capitales, cuyas cabezas gesticulantes se dejan entrever confusamente.
ANTONIO, con los ojos todavía cerrados, disfruta de su inercia distiende sus miembros sobre la estera.
Cada vez le parece más suave —aunque se hincha, se eleva, se convierte en una cama, la cama en una, lancha el agua chapotea contra sus flancos.
A derecha e izquierda, se elevan dos lenguas de tierra negra con campos cultivados, y un sicomoro, de cuando en cuando. Un ruido de cascabeles, de tambores y de cantores suena a lo lejos. Son gentes que van a Canope a dormir en el templo de Serapis para poder soñar. ANTONIO lo sabe y se desliza, empujado por el viento, entre las dos orillas del canal. Las hojas de papiro y las flores rojas de los nenúfares, más altas que un hombre, se inclinan sobre él. Está tumbado en el fondo de la barca un remo, en la parte de atrás, se desliza en el agua. De vez en cuando llega un soplo tibio, y las finas cañas se entrechocan. El murmullo de las olas disminuye. Le invade un gran sopor. Sueña que es un solitario de Egipto.
Entonces se levanta como sobresaltado.)
¿He soñado?… era tan claro que lo dudo. ¡Me arde la lengua! ¡Tengo sed!
(Entra en su cabaña, y tantea al azar, por todas partes.)
¡El suelo está húmedo!… ¿Acaso ha llovido? ¿Qué es esto? ¡Pedazos!, ¡mi cántaro roto!… ¿y el otro?
(Lo encuentra.)
¡Vacío!, ¡completamente vacío!
Para bajar hasta el río, necesitaría tres horas por lo menos, y la noche es tan profunda que no vería para llegar hasta él. Mis entrañas se retuercen. ¿Dónde está el pan?
(Después de haber buscado durante mucho tiempo, encuentra una corteza más pequeña que un huevo.)
¿Cómo? ¿Lo habrán cogido los chacales? ¡Ah, maldición!
(Y, de rabia, tira el pan al suelo.)
(Apenas hecho el gesto aparece una mesa, cubierta de manjares.
El mantel de biso, estriado como las molduras de las esfinges, produce ondulaciones luminosas. Hay encima enormes pedazos de carnes rojas, de grandes pescados, de pájaros con sus plumas, de cuadrúpedos con sus pelos, de frutas de una coloración casi humana y el fuego se refleja en espejos blancos y jarros de cristal violeta. ANTONIO descubre en medio de la mesa un jabalí humeando por todos sus poros, con las patas bajo el vientre, los ojos medio cerrados y la idea de poder comer esa bestia formidable le llena de gozo. Además, son cosas que nunca había visto, picadillos negros, gelatinas color de oro, guisados donde flotan champiñones como si fueran nenúfares en estanques, espumas tan ligeras que parecen nubes.
Y el aroma de todo ello le trae el olor salado del Océano, la frescura de las fuentes, el gran perfume de los bosques. Dilata su nariz todo lo que puede se le hace la boca agua piensa que con eso tiene para un año, para diez años, ¡para su vida entera!
Mientras pasea por los manjares sus ojos desencajados, otros se acumulan, formando una pirámide cuyos ángulos se desploman. Los vinos empiezan a derramarse, los pescados a palpitar, la sangre hierve en los platos, la pulpa de los frutos avanza como labios enamorados y la mesa sube hasta su pecho, hasta su barbilla, llevando un solo plato y un solo pan, que se encuentran justo ante su cara.
Va a coger el pan. Otros panes aparecen.)
¡Para mí!… ¡todos!, pero…
(ANTONIO retrocede.)
¡En lugar de uno, muchos!… ¡Es un milagro, el mismo que hizo el Señor!…
¿Con qué fin? ¡Lo demás no es menos incomprensible! ¡Ah!, demonio, ¡vete!, ¡vete!
(Da una patada a la mesa. Desaparece.)´´


Matthias Grünewald




21/10/2020 11:25:41 pm 
   0                           
pozi2171


Miembro desde: 07/06/2013

Threads abiertos: 127
Mensajes: 10644  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 2





albichotus, sé que me querés, te haces el duro no más
´´Da más fuerza saberse amado que saberse fuerte: la certeza del amor, cuando existe, nos hace invulnerables´´.
Goethe
´´Adquirir el hábito de la lectura es construirse un refugio contra casi todas las miserias de la vida´´.
William Somerset Maugham


22/10/2020 12:38:53 am 
   0                           
Albicius


Miembro desde: 22/06/2019

Threads abiertos: 0
Mensajes: 4931  
Subtítulos subidos: 23
Threads Favoritos: 0



anda lavarte el orto pelotudo. En lugar de citar literatura, lee enfermo de mierda.
BURRO


22/10/2020 12:41:29 am 
   0                           
Albicius


Miembro desde: 22/06/2019

Threads abiertos: 0
Mensajes: 4931  
Subtítulos subidos: 23
Threads Favoritos: 0



Desde enero
Estiman que la suba de tarifas de luz y gas será del 30% al 60% para sectores medios



Andá a gobernar, pajero. Para lo único que servís, es para multiplicar pobres.















































































22/10/2020 12:53:54 pm 
   0                           
pozi2171


Miembro desde: 07/06/2013

Threads abiertos: 127
Mensajes: 10644  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 2





albichoto, me gusto collage
´´Mauricio, ¿vos me estás jodiendo? No te importó la salud del viejo, la angustia que el viejo vivió. ¿Te das cuenta, Mauricio? Tampoco te importó la enfermedad de mi hija. Tuve que acudir a mi primo Ángelo a pedirle plata porque el médico oncólogo del Fundaleu que me traía la droga de afuera me cobraba una fortuna y ustedes me dieron vuelta la cara, me habían cortado el grifo, me habían dejado totalmente seco. No logré siquiera que reaccionaran frente al episodio de cáncer de mi hija y tuve que recurrir a mi primo, que fue el que me ayudó. ¿Te das cuenta? Vos te fuiste en todo este proyecto tuyo de poder cuando para mí el proyecto era velar por el crecimiento de la gente y evitar que la empresa se fagocitara a la familia. Vos y yo somos de dos galaxias distintas.´´
Santiago ODonnell


22/10/2020 12:57:07 pm 
   1                           
pozi2171


Miembro desde: 07/06/2013

Threads abiertos: 127
Mensajes: 10644  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 2





´´No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso´´.
Jorge Luis Borges

´´La belleza es aún más difícil de explicar que la felicidad´´.
Simone de Beauvoir


22/10/2020 07:16:40 pm 
   0                           
Albicius


Miembro desde: 22/06/2019

Threads abiertos: 0
Mensajes: 4931  
Subtítulos subidos: 23
Threads Favoritos: 0



Dejá de citar literatura burro de mierda
leé libros, no sobrecitos de azúcar


22/10/2020 07:30:07 pm 
   0                           
pozi2171


Miembro desde: 07/06/2013

Threads abiertos: 127
Mensajes: 10644  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 2





Soy diabético y voté a cristina
´´A veces la infancia es más larga que la vida´´.
Ana María Matute


22/10/2020 08:17:15 pm 
   0                           
pozi2171


Miembro desde: 07/06/2013

Threads abiertos: 127
Mensajes: 10644  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 2












todo

1