Login

  



Sun Tzu y el Arte de la Guerra en la ficción





Thread creado por lucianosivori el 06/10/2020 11:57:35 am. Lecturas: 1. Mensajes: 1. Favoritos: 0





06/10/2020 11:57:35 am 
   3                           
lucianosivori


Miembro desde: 03/06/2013

Threads abiertos: 243
Mensajes: 400  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 0





Tiene sentido que el libro militar más conocido jamás escrito haya también sido uno de los más influyentes en el cine y la TV. En esta nota repaso las referencias más interesantes del Arte de la Guerra en la ficción.



El filósofo y estratega militar chino Sun Tzu nunca imaginó que su breve tratado sobre la guerra, escrito allá por el siglo V A.C., terminaría convirtiéndose en inspiración para incontables generaciones de líderes y pensadores, brindando una base básica en la teoría militar.

La obra consta de apenas 13 capítulos cortos, cada uno ofreciendo a un aspecto diferente de la guerra y su aplicación práctica a las tácticas militares. Sin embargo, al incluir enseñanzas sorprendentemente generales, su alcance ha crecido hasta cubrir otras áreas que le dieron popularidad a sus temas.

El autor subraya la importancia de conocer a los enemigos y a uno mismo, atacar las debilidades del enemigo con una fuerza abrumadora, ocultar las propias debilidades y aprender a engañar al oponente. Lecciones universales que los diferentes medios han sabido aprovechar para sus propias ficciones.

Especialmente el cine y la TV cultivaron las enseñanzas de Sun Tzu como dispositivos narrativos. Pero incluso hay una historia en el cómic del superhéroe de DC The Question donde él y Flecha Verde pelean con algunos vilanos mientras citan frases del libro.

Y ya que estamos con DC Comics, en el episodio “Evolution” de Young Justice: Outsiders, Nightwing cita la obra de Sun Tzu cuando enseña a los nuevos reclutas.

Nota completa

Fan-page
Blog
33 3



06/10/2020 01:48:22 pm 
   0                           
Enjambre


Miembro desde: 10/01/2005

Threads abiertos: 30
Mensajes: 1031  
Subtítulos subidos: 163
Threads Favoritos: 0





Es muy interesante El Arte de la Guerra, es muy rico en perspectiva.

La guerra, la batalla, el combate, incluso cualquier pelea en general, incluían ciertos códigos morales que eran respetados porque lo hacían a uno mejor persona, como por ejemplo (algo más generalizado), ´´no pegarle a una mujer´´, ´´no pegarle a alguien cuando ya está en el suelo´´, ´´no pegarle a alguien con anteojos´´, ´´no atacar por la espalda´´ ... pero desde que se escribió El Arte de la Guerra, cada vez fueron tenidos menos en cuenta esos códigos, volviéndose mucho más importantes la estrategia y el engaño para lograr cualquier objetivo.

Quienes conocen la cultura clásica china dicen que Sun Tzu sólo transcribió este pequeño tratado, que en realidad se lo dictaba una mujer, y (sea verdad o fábula) esto no sería algo extraño, dado que en aquel entonces, todo lo que tenía que ver con usar la fuerza bruta era algo básicamente de hombres, y lo que tenía que ver con esconder debilidades y ´´conquistar´´ objetivos usando estrategia y engaño, era algo que usaban más que nada las mujeres.

Por eso los conocedores de la cultura clásica china dicen que El Arte de la Guerra significó la ´´feminización´´ de la guerra, aunque eso hoy día quizás ya no sea tan adecuado de decir, y se lo tienda a relacionar con el lado Yin (del Yin / Yang) el cual representa lo femenino, lo oscuro, lo oculto, lo débil, lo suave, etc., y estas cualidades ya no representen a las mujeres en general como lo hacían en la antigüedad.




06/10/2020 03:50:24 pm 
   2                           
Lo que mas me impresiono del Arte de La guerra, es esa parte cuando Sun Tzu le pide que le ceda una concubinas para demostrar una maniobra militar, dejo abajo la historia:

El cronista Sima Qian relata la siguiente historia sobre el famoso estratega Sun Tzu.

Sun Tzu Wu era un nativo del estado de Qi. Su “Arte de la Guerra” hizo que Helü, rey de Wu, se fijara en él. Helü le dijo: “He examinado cuidadosamente tus 13 capítulos. ¿Puedo someter su teoría sobre organizar tropas a una pequeña prueba?”. Sun Tzu contestó: “Lo puede”. Helü preguntó: “¿Puede la prueba aplicarse a mujeres”. La respuesta fue de nuevo afirmativa por lo que se tomaron medidas para traer 180 damas de palacio. Sun Tzu las dividió en dos compañías, colocando al frente de cada una a una de las concubinas favoritas del rey.

Les hizo tomar lanzas en sus manos y se dirigió a ellas de la siguiente manera: “Supongo que conocen la diferencia entre frente y espalda, mano derecha y mano izquierda”. Las chicas respondieron: “Si”. Sun Tzu continuó: “Cuando diga “ojos al frente”, deben mirar recto hacia adelante. Cuando diga “vuelta a la izquierda” deben girar encarando hacia su mano izquierda. Cuando diga “vuelta a la derecha” deben girar encarando hacia su mano derecha. Cuando diga “media vuelta” deben girar hacia su espalda”. De nuevo las chicas asintieron.

Habiendo explicado las voces de mando, dispuso de las alabardas y hachas de batalla para iniciar el ejercicio. Entonces, al sonido de los tambores, dio la orden de “vuelta a la derecha”. Pero las chicas sólo estallaron en risas. Sun Tzu declaró: “Sí las voces de mando no son claras e inequívocas, sí las órdenes no son comprendidas del todo, es culpa del general”. Así que empezó a ejercitarlas de nuevo, y esta vez ordenó “vuelta a la izquierda”, lo que en las chicas provocó de nuevo un ataque de risa. Sun Tzu: “Sí las voces de mando no son claras e inequívocas, sí las órdenes no son comprendidas del todo, es culpa del general. Pero sí las órdenes son claras y aun así los soldados desobedecen, es culpa de los oficiales.” Así con estas palabras, ordenó que les cortaran la cabeza a las líderes de las dos compañías.

El rey de Wu estaba observando la escena desde lo alto de un pabellón que se había erigido y cuando vio que se iba a ejecutar a sus dos concubinas favoritas se alarmó grandemente y envió con premura el siguiente mensaje: “Ya estamos satisfechos con la habilidad de nuestro general para manejar tropas. Sí se nos priva de esas dos concubinas, nuestra comida y bebida perderá su sabor. Es nuestro deseo que no se les corte la cabeza”. Sun Tzu respondió: Habiendo recibido de Su Majestad el encargo de general de sus fuerzas, existen ciertas ordenes de Su Majestad cuales que actuando como tal no puedo aceptar.” Por tanto, hizo decapitar a las dos líderes e inmediatamente puso a la siguiente pareja en el orden como líderes en su lugar.

Cuando se hubo hecho esto, sonó el tambor del ejercicio una vez más y las chicas progresaron a través de todas las evoluciones, girando a derecha o izquierda, marchando de frente, dando media vuelta, arrodillándose o levantándose, con una perfecta precisión y exactitud, sin atreverse a proferir un sonido. Entonces Sun Tzu mandó un mensajero al rey diciendo: “Tus soldados, Sire, ya están convenientemente ejercitadas y disciplinadas, listas para la inspección de Su Majestad. Pueden ser empleadas en cualquier uso que su soberano desee decirles que caminen a través de fuego y agua, que no desobedecerán”. Pero el rey contestó: “Que nuestro general cese el entrenamiento y vuelva al campamento. En cuanto a nos, no tenemos deseo de bajar a inspeccionar las tropas”. Por eso Sun Tzu dijo: “El rey sólo es aficionado a las palabras, pero no puedo traducirlas en actos.”

Después de eso, Helü vio que Sun Tzu era uno que podía manejar un ejército, y finalmente le nombró general. En el oeste, derrotó al estado de Chu y se abrió paso a la fuerza hasta Ying, la capital en el norte atemorizó a los estados de Qi y Jin, y extendió su fama fuera entre los príncipes feudales. Y Sun Tzu fue partícipe del poderío del rey.




link

1