Login

  





Los peores comentarios de ferjotedelamancha

Mensaje escrito por ferjotedelamancha el 20/05/2019 09:20:36 am - Puntaje: -2 
Humilde opinión de como podría haberse dado algún otro final (escrito propio) comparto. Jon se despertó ya habían pasado varias semanas desde que en la batalla de King´s Landing había sido golpeado por algo, escombros de empedrados, paredes, techos… restos humanos tal vez? Y había quedado tirado para luego ser rescatado por Sir Davos y soldados del norte que conformaban el grupo con quien iba. Se encontraba restablecido de sus heridas graves, pero aún seguía vendado. Se levantó de su cama como quien se levanta de una noche de resaca era de noche y no había nadie a su alrededor. Salió a caminar y a buscar a alguien para preguntar y decir una de las mil palabras que ahondaban por sus pensamientos. No había nadie. Por un momento entró en desesperación y comenzó a correr hasta llegar al exterior. La oscuridad junto a la niebla y la falsa nieve convertía el recinto exterior en un cuarto de pequeñas dimensiones. A medida que fue avanzando reconoció que se encontraba cerca de las escalinatas largas que lo llevaban al principal templo del trono de hierro. Consiguió una antorcha que estaba tirada como recuerdo un pasado violento del que sería difícil olvidar, pero necesitaba imperativamente encontrarse con alguien a quien preguntar, quien le explique qué había ocurrido desde esos días. Encendió el hachón y comenzó a avanzar sobre la escalinata, el fuego comenzó a arder con más fuerza y un rostro familiar salió de la obscuridad para comunicarle qué había sucedido. Era Tyrion, su cabeza cortada en una pica lo miraba desde lo alto, y por un momento le pareció que había abierto los ojos al verlo. Eran insectos que salían de sus cuencas. Jon sintió que el frío del invierno por primera vez entraba en su piel. Quería caerse al piso y derrumbarse pero no podía ni siquiera moverse. Luego de cuatro o cincos suspiros de dolor e impotencia volvió a caminar y otro rostro salió a su encuentro. Arya, otro rostro más en esas figuras que lo sacudía en su interior. Se despertaba el dragón.