Foros en los que participó chermany4e :: subdivx
  Login

  





Últimos mensajes dejados por chermany4e

Mensaje escrito por chermany4e el 05/03/2017 11:53:22 am - Puntaje: 0 
Supuestamente el feminismo fue una conspiración para separar al hombre de la mujer y hacerlos trabajar y pagar impuestos a los dos. No sólo seguir destruyendo a la familia como núcleo de la sociedad sino poder tenerlos a los dos trabajando y pagando impuestos. Dicen que ése fue el principio real del feminismo. Si realmente fue así, ni siquiera las mujeres se lo tomaron como un desafío ni tenían tantas ganas de independizarse. En lo personal, no tengo drama con que la mujer trabaje y sea independiente. Por eso hoy también el hombre es independiente y si opta por no vivir en pareja se dedica a todos los quehaceres de la casa. Pero me sigue pareciendo no natural la posición de la mujer en este nuevo rol. No porque soy machista y quiero que vivan debajo de la bota del macho, sino porque me parece que el rol de la mujer que se dedica a la casa y cría a los hijos le es natural. El hombre puede hacerlo, pero es más natural de la mujer.

Mensaje escrito por chermany4e el 05/03/2017 08:43:46 am - Puntaje: 2 
3- Completamente de acuerdo. Un claro ejemplo de igualdad por el cual no lucha nadie. 4- Aunque en ese momento ya existía la vasectomía y el preservativo, creo que Esther se refiere a que en este punto la primera palabra la tiene la mujer. Como diciendo que por más que el hombre quiera tener cinco hijos, si la mujer con la que está en pareja quiere tener sólo dos, él aceptará su deseo y tendrán sólo dos. 5- El libro originalmente salió a principios de los setentas. En ese momento las cosas eran de otra manera. Como sea, creo que lo más común sigue siendo que el hombre mantenga a la mujer. Que la mujer mantenga al hombre se puede dar, pero no es lo más común. En este punto, como planteás el tema de las mujeres trabajando como amas de casa, siento que el hecho de que algunos hayamos leído el libro y otros no marca una diferencia importante, no por el hecho de la influencia que pueda tener lo propuesto sobre la persona que lo lee, sino para entender por qué Esther formula algunos de sus planteos, que en estos puntos se ven reducidos al mínimo y que ella en el libro desarrolla ampliamente. Aunque podría copiar y pegar algunos párrafos, creo que en este caso, si realmente te interesa, podrías leer el libro. Lo que te puedo resumir a grandes rasgos es que Esther plantea que para la mujer las tareas del hogar no son trabajo, no sufre estar en el hogar preparando tortas, limpiando las cortinas o blanqueando la cerámica. Son tareas que disfruta y que cualquier estúpido puede realizar. Como dice en la intro, para la mujer estar acompañada de niños no es una carga sino un placer. El problema es que los hombres vemos estas tareas con nuestra óptica masculina y por eso caemos en el engaño de que pobre, ella trabaja muchísimo también, nadie le paga, nadie se lo reconoce, sufre muchísimo y es oprimida. Pero una vez más, tendrías que leer el libro para conocer la totalidad de lo que ella expone. Es mujer además, revela muchos secretos del sexo femenino, por algo las mujeres se la quisieron comer cruda. Aclaremos que ella no busca que el hombre le quite derechos a la mujer o que vuelva el patriarcado, sino que propone la total honestidad, el fin de la manipulación para que realmente exista igualdad. 6- Existen ejemplos reales de mujeres que trabajaron toda su vida. Pero en esa época no era lo más común. Una vez más, tendrías que leer el libro para al menos conocer la información que intenta desenmascarar sobre el mundo femenino. 7- Creo que cuando escribió el libro habrá tenido al alcance datos estadísticos, siendo socióloga, del estatus económico promedio de ambos sexos en ese momento. O quizás no, quizás, habiendo trabajado en ese campo, su sensación fue que los hombres, aún siendo los que hacían el trabajo fuerte, no ostentaban pertenencias ni demasiado lujo que sí veía en las mujeres. 8- Primero, aunque no todos los hombres se separan, el punto habla específicamente de los que sí lo hacen. Segundo, seguro que esto no es un reflejo exacto de lo que sucede en el cien por ciento de los casos. Tercero, teniendo en cuenta una vez más que estos datos son al menos la sensación de la escritora de lo que pasaba hace cuarenta años atrás, aún cuando hay hombres que siguen encajando en el perfil negativo que brindás aún hoy muchos padres se siguen viendo despojados de sus hijos y está documentado. La igualdad a mi manera de ver las cosas es, en caso de separación, ya que en la actualidad trabajan las dos partes, lo justo sería no sólo tenencia compartida sino gastos compartidos por igual. Además también hay mujeres violentas, alcohólicas, drogadictas, timberas y re piratas que dejan tirados a los hijos con los padres para irse de joda. No demonicemos a uno e idealicemos al otro. Hay escoria de los dos lados si vamos al caso. Mi idea al compartir el prólogo y la introducción de la reedición del libro es causar curiosidad. Que las personas a las que realmente les interesan estos temas vean de que se trata y se animen a leer el libro. Son sólo cien páginas en español y sesenta páginas en inglés. Leerlo obviamente no significa estar de acuerdo con lo que plantea, pero siempre es bueno estar al tanto de los diferentes puntos de vista. Más cuando se sabe que por todo lo que reveló del mundo femenino -terreno desconocido por el hombre hasta ese momento- al día de hoy le siguen llegando amenazas. Es para tener en cuenta. Es una mina que mientras plantea falta de honestidad y manipulación aboga por una igualdad real, limpia, justa.
------------------------------------------------------------------------

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 06:11:37 pm - Puntaje: 2 
Perdón por el Deja vú. A veces los porteños además de ignorantes y agrandados podemos chorear a falta de recursos y convertirnos en tucumanos salieris de Pávlov. Es una broma. Soy de provincia además. Mañana te contesto punto por punto. Ahora estoy quemado. Vengo de anoche sin dormir. Ceno y me acuesto en tres, dos, uno...
------------------------------------------------------------------------

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 05:59:32 pm - Puntaje: 1 
Esta lista, como aclara Esther, fue la que incluyó en la primer edición original del libro. Era 1971 y muchos de estos asuntos todavía funcionaban de otra manera. Por eso en esta intro a la reedición, despues de la lista, hace su propia actualización por decirlo de alguna manera.
------------------------------------------------------------------------

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 05:36:07 pm - Puntaje: 0 
------------------------------------------------------------------------

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 05:19:23 pm - Puntaje: 2 
Prólogo: Este libro está dedicado a todos los que no menciona: a los pocos hombres que se rehúsan a ser manipulados, a las pocas mujeres que no son sobornables y a todos aquellos afortunados que han perdido su valor de mercado sea porque son muy viejos, muy feos o están muy enfermos. Introducción de la reedición: Alrededor de treinta y cinco años pasaron desde la primer publicación de mi libro El Hombre Manipulado, un panfleto escrito con gran enojo hacia la monopolización de la opinión del movimiento mundial de las mujeres. La determinación con la cual dichas mujeres nos ponían como víctimas del hombre no sólo parecía humillante sino irreal. Si alguien quisiera cambiar el destino de nuestro sexo -un deseo que tenía entonces como lo tengo hoy- ese alguien debería intentarlo con más honestidad. Y posiblemente también con un poquito de humor. Me gustaría aprovechar la oportunidad que me presenta la reedición de mi libro para contestar dos preguntas que me hacen constantemente sobre este contexto. La gente me pregunta a menudo si escribiría este libro de nuevo. La verdad es que encuentro correcto y apropiado haberlo hecho. Pero visto desde mi perspectiva actual, mi coraje de aquellos días sólo se podría atribuir a mi falta de imaginación. Más allá de lo que escribí, nunca podría haber imaginado el poder contra el que me enfrentaba. Parece que sólo se puede criticar a las mujeres en voz muy baja -especialmente siendo mujer- y sólo se puede encontrar reconocimiento a puertas cerradas. Como las mujeres tenemos, gracias a nuestra vida relativamente libre de estrés, una esperanza de vida más alta que la de los hombres y consecuentemente conformamos la mayoría de los votantes en las naciones industriales occidentales, ningún político se puede dar el lujo de ofendernos. Y a los medios tampoco les interesa discutir estos asuntos. Sus productos son financiados a través de la publicidad de bienes de consumo y si nosotras las mujeres decidiéramos dejar de leer cierto periódico o revista porque su política editorial nos incomoda, las publicidades que apuntan a nosotras también desaparecerían. Despues de todo, está muy arraigado que las mujeres toman la mayoría de las decisiones sobre qué se compra en el hogar. Como sea, también subestimé el miedo de los hombres a reevaluar su posición. Como siguen perdiendo soberanía en sus vidas profesionales -mientras sus puestos de trabajo son cada vez más automatizados ellos se vuelven cada vez más controlados por computadoras, a medida que crece la tasa de desempleo quedan forzados a adoptar un comportamiento servil hacia sus clientes y superiores- es más el miedo que enfrentan ante el reconocimiento de lo que prediquen. Y más esencial se les vuelve mantener la ilusión de que no son ellos los esclavos, sino aquellos en favor de quienes se someten a tal existencia. Por absurdo que parezca: los hombres de hoy necesitan a las feministas mucho más que sus esposas. Las feministas son las únicas que siguen describiendo al hombre de la manera en que a ellos les gusta verse: egocéntricos, obsesionados por el poder, despiadados y sin inhibiciones a la hora de satisfacer sus instintos animales. Por lo tanto, cuanto más agresivas son las libertadoras de la mujer, más se sitúan en la extraña posición de ser las que más hacen para mantener su posición actual. Si no fuese por sus arrogantes acusaciones, el macho men ya no existiría, excepto quizás en las películas. Si la prensa no caracterizara a los hombres como lobos rapaces, los reales corderos de esta sociedad de hombres, los hombres en sí, ya no acudirían a la fábrica tan obedientemente. Así que no imaginé realmente el aislamiento en el cual me iba a encontrar despues de escribir este libro. No pude prever las consecuencias que iba a traer sobre mis siguientes escrituras, ni tampoco cómo iba a afectar mi vida privada. Violentas amenazas me siguen llegando hasta la fecha. Una mujer que defiende al archienemigo, que no iguala la vida doméstica a solitario confinamiento y que no describe la compañía de niños como una carga sino como un placer, tiene que ser necesariamente convertida en misógina, reaccionaria y hasta facista a los ojos del público. Acaso no determinó Karl Marx de una vez y para siempre que en las sociedades industriales somos nosotras las mujeres las más oprimidas? Hace falta decir que alguien que no quiere tomar parte de la canonización de su propio sexo se opone por defecto a la igualdad de salarios y oportunidades? En otras palabras, si hubiera sabido entonces lo que sé hoy, probablemente no hubiera escrito el libro. Y esa es precisamente la razón por la cual me pongo tan contenta de haberlo escrito. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para agradecer al puñado de personas que se puso de pié por mí y mi trabajo. Como era de esperarse, la mayoría fueron mujeres. La segunda pregunta que me hacen muy a menudo es sobre la actualidad de las opiniones que expresé en aquél entonces. Hasta qué punto lo que describí hace treinta y cinco años atrás es aún relevante para la nueva mujer y el nuevo hombre? Esta es una lista que en el libro original reconocí como las principales desventajas del hombre en comparación con la mujer: 1- A los hombres los reclutan obligatoriamente, a las mujeres no. 2- Los hombres son enviados a la guerra obligatoriamente, las mujeres no. 3- Los hombres se retiran después que las mujeres (siendo su expectativa de vida más corta, deberían tener el derecho a tener el derecho de retirarse antes). 4- Los hombres casi no tiene influencia sobre su reproducción (para el hombre no hay pastilla ni aborto, sólo puede tener la cantidad de hijos que su mujer desee tener). 5- Los hombres mantienen a las mujeres. Las mujeres nunca, o sólo temporalmente, mantienen a los hombres. 6- Los hombres trabajan toda su vida. Las mujeres sólo trabajan temporalmente o no trabajan. 7- Aunque los hombres trabajan toda su vida y las mujeres sólo trabajan temporalmente o no trabajan, en promedio, los hombres son más pobres que las mujeres. 8- A los hombres sólo les prestan sus hijos. Las mujeres se los quedan (como los hombres trabajan toda su vida y las mujeres no, los hombres son robados automáticamente de sus hijos en caso de separación, con el razonamiento de que ellos tienen que trabajar). Como vemos, si algo cambió, es que la posición femenina de poder sólo se ha consolidado. Hoy en día la carrera militar también está abierta a las mujeres en muchos países, pero no se las recluta obligatoriamente en ninguno. Muchas lograron por sí mismas el derecho a realizar su trabajo la misma cantidad de años que sus colegas varones, sin embargo la edad jubilatoria no se incrementó para todos por igual. Y hoy al igual que ayer, no se le ocurre al desfavorecido luchar contra esta situación grotesca. Sólo en el punto 6 ha habido un cambio significativo. En las esferas de trabajo más entretenidas hay cada vez más y más mujeres que felízmente y de buen agrado trabajan y hasta son capaces de mantener sus puestos de trabajo a pesar de tener niños que desearon. Pero sólo unas pocas de estas mujeres estarían preparadas para ofrecer una vida de confort no sólo para sus hijos, sino también para los padres de sus hijos, apoyándose en sus salarios a menudo jugosos. Aún menos estarían preparadas, en caso de separación, a abandonar su hogar y descendencia y mantener a su siguiente admirador con lo que le quede de su sueldo. Además, a los hombres no les gustaría: la emancipación está bien, pero ser mantenido por una mujer todavía no es aceptable. Los cuidados de la casa y criar hijos no son tareas respetables para un verdadero hombre. Tristemente, la manipulación de los hombres a manos de las mujeres sigue tan actual como lo era entonces, pero también las medidas que se podrían tomar para terminarla, para beneficio de ambos sexos. Sin embargo, ya hay algunas pocas feministas que también hablan de los hombres como seres humanos, por lo que la continuación de esta discusión puede que no se lleve a cabo de una manera muy audible. [link]es.wikimannia.org/images/Esther-Vilar_El-Varon-Domado.pdf[/link][anchor_text]fuente[/anchor_te
xt] Esther Vilar, (Buenos Aires, 16 de septiembre de 1935), es una escritora argentina. Estudió medicina, psicología, sociología y ejerció la medicina antes de dedicarse a escribir. Es autora del libro El Varón Manipulado (1971) y de su continuación El Varón Polígamo (1976) así como de los ensayos Viejos (1981), El Encanto De La Estupidez (1987) y Prohibido Pensar (1998).

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 01:46:06 pm - Puntaje: 3 
Mierda en estado puro. Adoremos al becerro de caca.

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 01:00:19 pm - Puntaje: 1 
Me encantó! Mucho más suelto y relajado que los anteriores. Más incapié en la situación amena que en la intención obvia de hacer reír. Ni un pifie. Sin connotaciones negativas. Muy muy bien. Lo demás queda a gusto del que escucha, pero está muy bien logrado. Desde que empezó hasta que terminó fue un viaje completo. Cada situación que describió me hizo ponerle imágenes en mi mente. Lo disfruté de verdad. Bien ahí Diego!

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 11:08:53 am - Puntaje: 0 
Las 4 Necesidades Básicas De Todo Empleado. Libertad para crear: Un empleado puede ser hasta 30% más productivo si en lugar de vigilarlo todo el tiempo para cerciorarte de que está haciendo su trabajo, te tomas el tiempo de hablar con él, conocerlo y brindarle la confianza de la empresa en que realizará sus actividades en tiempo y forma sin necesidad de que los presiones. El puesto correcto: Un profesional que conoce sus habilidades puede no dar los resultados que esperas si tiene un puesto de trabajo que le exige más o menos de lo que es capaz de hacer. Es importante que periódicamente revises con tu equipo si aún tienen desafíos interesantes en su posición o es momento de innovar en sus tareas y obligaciones para motivarlo a explotar sus mejores talentos. Incentivos no económicos: Horarios flexibles, posibilidades para trabajar vía remota o pequeñas actividades que no distraigan al equipo por más de una hora al día, con la intención de ayudarlos a relajarse, son ampliamente valoradas por empleados de todos los niveles, pues los hacen sentir que la empresa los valora como seres humanos y no solo como trabajadores. Aprendizaje: Garantizarle a un empleado que día a día tendrá la posibilidad de aprender nuevas tareas, enfrentar desafíos novedosos o ganar experiencia profesional que no podría obtener en otras empresas, es un valor agregado para tu negocio, pues todas las personas pueden sentir cansancio o hartazgo si viven su trabajo de manera rutinaria por lo que debes asegurarte de darle estas oportunidades a tu equipo. [link]https://www.quiminet.com/empresas/las-4-necesidades-basicas-de-todo-empleado-4060345.htm[/link
][anchor_text]fuente[/anchor_text] A ver, para vos Paul, todo esto es sarasa. El empleado es menos que un esclavo, tiene que ganar un sueldo que no le alcanza para sus dignidades básicas y ser felíz de que al menos le tiren unas monedas por la salud y tiempo que le entrega a su empleador?
------------------------------------------------------------------------

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 10:54:03 am - Puntaje: 0 
Me estás proponiendo que un empleado tiene que ganar menos de lo que vale comer y pagar un alquiler. Revertí eso sin chamuyos de tiempos remotos o historias del otro lado del Atlántico por favor. Estamos en Argentina y es el año 2017.
------------------------------------------------------------------------

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 10:24:58 am - Puntaje: 0 
Al empleador le tiene que ir bien, lógico, es quien pone la plata y la empresa a funcionar. Pero al empleado también le tiene que ir bien. En menor medida, pero le tiene que ir bien. Lo otro es peor que la esclavitud. A los esclavos les daban techo, comida y los cuidaban para que no se enfermen y laburen a pleno, quizás hasta les permitían casarse y tener hijos. Me estás proponiendo que los empleados tienen que ganar menos de lo que vale comer y pagar un alquiler. En qué cabeza cabe? Si no te da para pagar un sueldo que le brinde dignidad a quien te representa cerrá o hacé el laburo vos.
------------------------------------------------------------------------

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 10:07:11 am - Puntaje: 1 
Paulkaraoke escribió: Es muy cómodo ser trabajador
Me parece que lo que quisiste decir es que es muy cómodo ser empleado. No estoy de acuerdo. Me parece que nunca en la vida fuiste empleado ni te rompiste la espalda haciendo fuerza para que le vaya bien al empleador mientras a vos te alcanzaba justo para comer y pagar el alquiler.

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 07:59:54 am - Puntaje: 0 
IMplancton escribió: La opinión de una sola persona define si algo es valedero o no?Qué influenciable que está la gente últimamente
Vos decís que un montón de gente infelíz y acomplejada que quiere joder a los demás desparramando su infelicidad tiene razón sólo porque son más de uno? O que si aparece una sola persona que brinde argumentos válidos para demostrar que una muchedumbre está errada, no cuenta, porque es sólo una persona contra una muchedumbre, entonces mejor le damos la razón a la masa?

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 04:55:45 am - Puntaje: 1 
Yo ante la mínima señal de quilombo me habría asesorado con un abogado. Por lo que decís, esta cuestión está en una etapa muy avanzada. No entiendo por qué te dejaron para lo último. Quizás sos de los que laburan bien y te ofrezcan seguir en otro lado a último momento, o quizás seas de los más conflictivos, entonces te dejan a la deriva con una recepcionista como único nexo entre ellos y vos, hasta que finalmente desaparezcan. Lo que sí es seguro es que la recepcionista no va a sacar plata de su bolsillo para indemnizarte y tampoco le vas a meter unos trompazos por eso. Pero son todas conjeturas vacías, ya que nunca pasé por una situación parecida. Andá corriendo a hablar con un boga que las consultas laborales son gratuitas. No pierdas más tiempo. Hablá con todos tus amigos y conocidos. Seguro alguno tiene un buen abogado para recomendarte.

Mensaje escrito por chermany4e el 04/03/2017 04:00:52 am - Puntaje: 2 
El dolar baja, el consumo baja... pero no quieren bajar los precios. Si quieren estimular al consumo no les va a quedar otra que sincerarse. Hace poco conté el ejemplo de cómo un comerciante de barrio me vendió hace un mes exactamente el mismo producto a ¡¡¡un tercio!!! de lo que me lo cobró a mediados del 2016. Un tercio es muchísimo y sabemos que el tipo sigue ganando. Acá en el sur un sachet de leche cuesta $20. Un tercio sería $7. Con que baje a $12 mucha gente podría volver a consumir leche. Pero no, pretenden que siga la inflación y te lo suben un peso un día, otro peso otro día, otro peso otro día, otro peso otro día y al quinto día como ven que no vende un joraca lo vuelven a bajar a $20.