Login

  

The Wall: un show demoledor





Thread creado por bacool el 09/03/2012 06:05:09 am. Lecturas: 1,377. Mensajes: 13. Favoritos: 0





09/03/2012 06:05:09 am 
       9                           
Lo dicen los que lo han visto todo: es el mayor espectáculo musical y visual que se haya montado. Ante 42.000 personas Roger Waters ofreció el primero de los shows de su ´´residencia´´ en River: demoledor.

El principio no puede ser más impactante. ´´¿Así que ustedes pensaron que quizás les gustaría venir al show?´´, interpela Roger Waters, cantando In The Flesh? envuelto en una trinchera de cuero negro, lentes oscuros y brazalete, en su papel de psicótico führer del rock.

Los fuegos artificiales al ritmo de la batería marcial se disparan desde el escenario, desde atrás de la monstruosa pared a medio construir que va de tribuna a tribuna. Y allá viene un avión, un Spitfire que atraviesa todo el estadio hasta estrellarse entre el escenario y la pared de mil ladrillos blancos en una explosión demasiado real.

El asombro se impone. Y deja paso a la emoción con The Thin Ice. Esos serán los ejes del espectáculo: asombro -por la espectacularidad de cada instante del show- y emoción -por la fidelidad y sentimiento en la interpretación de cada una de esas canciones grabadas a fuego en la memoria.

Es una intensa experiencia visual y física que deja en claro la intención de Waters al escribir el disco, concebido ya en 1979 con las definiciones plásticas y visuales que la película de Alan Parker profundizaría en 1982 y que sustentarían su concepto de obra audiovisual.

The Wall es una monumental paradoja. Nació como disco doble, de la fricción entre el éxito de la gira Animals In The Flesh y sus majestuosos shows de estadio -en los que Pink Floyd marcó una era inmortalizada por sus gigantescos chanchos inflables, que Waters continúa soltando-, la autoindulgencia del rock que intentaba sobrevivir al punk a fines de los `70 y los miedos que Roger Waters confesaba (aparte de las críticas al sistema capitalista de un millonario resentido).

Es la ópera rock más perfecta de la historia y logró lo que supone que el arte siempre busca y rara vez encuentra plenamente: una amplia identificación y adhesión.

Waters encontró inspiración y coraje para un álbum que revela los traumas de su autobiografía infantil y juvenil, combinados con el presente de una estrella de rock (Pink) que se imagina aviones bombardeando al público.

En 1980-1981 fue representada en vivo sólo 29 veces en cuatro ciudades. El hijo de Waters, Harry, que ahora es el tecladista de su banda, tenía 2 años. En 1990 se renovó la vigencia de la obra y Pink Floyd se reunió para un show en Berlín, junto al muro (verdadero) más famoso del mundo, que acababa de caer.

Fear Builds Walls (´´El miedo construye paredes´´) se lee en las remeras de los niños que suben a cantar ´´We don`t need no education, we don`t need no thought control´´ (´´No necesitamos educación, no necesitamos que nos controlen el pensamiento´´) al maligno profesor.

Mother es un momento clave del espectáculo. La Mother de hoy (una versión ligeramente bluseada) muestra que Waters siente la necesidad de subrayar mensajes con frases escritas en la pared los textos avisan a quienes no están familiarizados con las letras que la madre es sobreprotectora, que el padre murió en la guerra y que la guerra es una estafa, que cada peso gastado en armamento es sacarle la comida de la boca a quienes nada tienen. Waters, y el resto de las voces de la banda, cantan con una perfecta dicción, limando las inflexiones características del disco.

Las pantallas reciben imágenes que recorren géneros cinematográficos con solvencia y todo lo que las cámaras agigantan del show en vivo está pasado por el mismo tamiz estético de lo que se está proyectando en cada momento. Debe ser la pantalla de cine más grande del mundo, con 150 metros de largo y 12 de alto. La calidad visual es tal que un guiño de Waters en primer plano arranca una ovación, recobrando esa complicidad con el público que el músico sentía perdida cuando se sentó a escribir The Wall.

Otro prodigio de la ingeniería al servicio del ensamblaje del espectáculo es el estudiado sistema de audio que hace sentir a los espectadores envueltos en una marea sonora que recorre las tribunas. No se sabe de qué lado atacan los aviones, por dónde viene cantando ese coro o dónde aterrizará el helicóptero. Suena fuerte pero no aturde y no queda ese característico zumbido en los oídos algo clave cuando en la obra son fundamentales las transiciones de un momento de estruendo a un silencio o un verso cantado en un lamento.

Waters es hábil en mostrarse como único protagonista de esta historia: en los fragmentos del film proyectados en el muro nunca aparece Bob Geldof (Pink). El guitarrista Dave Kilminster contribuye a que no se extrañe la ausencia de David Gilmour gracias a la destreza con que recrea los solos de Comfortably Numb (de los temas más celebrados) y eriza a todo el estadio en el punteo de Young Lust, una de las canciones más rockeras del álbum.

El tramo final es apabullante: los martillos desfilan, todo se tiñe de rojo, el juez gusano condena a Pink a ser expuesto ante sus pares.

Con las expectativas absolutamente colmadas, con el muro por el suelo, los espectadores se retiran en silencio. Acá no hay bis posible. Tras la caída de los ladrillos -Outside The Wall-queda mucho para saborear, y la convicción de haber asistido a un acto tan único como perfectamente repetible.
Un duro crítico que nunca será ´´caballero´´

´´Quiero dedicar este show a todos los desaparecidos, muertos y torturados los reconocemos´´, dice Roger Waters esforzando las erres. Es su único mensaje -más allá de los que exhiben los proyectores. The Wall es una furiosa crítica a la guerra, los sistemas educativos represivos, las ambiciones totalitarias, la uniformización del pensamiento, la familia y el establishment del rock. Y ahora, 30 años después, ¿cuál es la vigencia de The Wall? Todo un fenómeno. La demanda de entradas en Argentina -más de 400.000- hizo estirar la serie de conciertos a nueve, rompiendo los récords de Soda Stereo (7 estadios de River) y los Rolling Stones (5). En Buenos Aires el miércoles todo el mundo andaba con una remera de The Wall, hasta los vendedores de panchos. Atrás quedan los tropiezos en las declaraciones sobre Malvinas que hizo Waters, un artista interesado en temas políticos y de derechos humanos, un visitador de presidentes que ha sabido incomodar con sus opiniones críticas y, seguramente, nunca será ´´sir´´, como Paul McCartney o Keith Richards.
link
Aparte de que Waters no se tiñe las canas


99 9



09/03/2012 08:47:34 am 
       2                           
gran escrito!

a mi el médico me dió turno para esta noche . faltan horas nomás, horas. no doy más de los nervios.


09/03/2012 09:06:07 am 
       1                           
grannacho


Miembro desde: 22/12/2004

Threads abiertos: 71
Mensajes: 1879  
Subtítulos subidos: 6
Threads Favoritos: 0





No lo leí porque no quiero spoilearme, esta noche estoy en River!


09/03/2012 09:40:58 am 
       0                           
p0w3r


Miembro desde: 26/10/2011

Threads abiertos: 0
Mensajes: 28  
Subtítulos subidos: 2
Threads Favoritos: 0



Lo vi en Santiago y concuerdo con tu review. El intermedio creo que fue exagerado eso sí. Una duda, acá en las 2 presentaciones soltaron al cerdo cayendo sobre cancha y en ambas terminó hecho mierda por el público ¿sucedió lo mismo allá?


09/03/2012 09:58:01 am 
       2                           
Esperando el DVD!!!


09/03/2012 12:06:14 pm 
       1                           
crimsonking


Miembro desde: 21/04/2011

Threads abiertos: 101
Mensajes: 1364  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 17





Lo vi el miércoles y sali completamente impactado, IMPRESIONANTE !


09/03/2012 01:52:21 pm 
       0                           
¿Podré llevar mi cámara de video?

Pregunto porque no sé si está permitido.


09/03/2012 03:18:55 pm 
       2                           
Bookantt


Miembro desde: 12/07/2010

Threads abiertos: 25
Mensajes: 1198  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 0





Como no tenía entradas, me fui a escucharlo a las afueras del estadio. The Wall nunca ha sido el disco que más me gusta de Pink Floyd, así que con unos amigos nos tomamos un minibreak para tomarnos unas cervezas y fumarnos unos cañitos. Estabamos todos sentados, y ahora las motos de los pacos ( policias ) están con un sistema para que no metan ruido, asi que de la nada salieron los muy putos y nos pescaron con las manos en la masa. Resumiendo, nos llevaron detenidos y perdimos la weed y las cervezas. Pasamos toda la noche en la comisaria y ahora tenemos que pagar un parte por tomar en la vía pública.

Apenas salimos de la comi, nos compramos unos copetes y nos vinimos a mi casa a hacer un asado, cuestión que nunca pasó, y tomamos todo el día puteando al hijo de puta de Roger Waters y sus entradas más caras que la mierda.



10/03/2012 03:20:03 am 
       1                           
8 Sep 2007




7 Mar 2012 part1



7 Mar 2012 part2




SOLO AUDIO 7 Mar 2012



10/03/2012 03:32:55 am 
       3                           
pabloeul


Miembro desde: 16/02/2006

Threads abiertos: 5
Mensajes: 226  
Subtítulos subidos: 0
Threads Favoritos: 0





Lo fui a ver hoy y me revento el marulo. Totalmente imperdible. La secuencia final es gloriosa.


10/03/2012 04:40:56 am 
       2                           
@Bacool
Me hiciste erizar la piel al recordar todo el concierto. También, no es mi Álbum favorito de Pink Floyd, ni cerca, pero es algo imperdible.

@Bookantt
tremenda mala cuea que los pillaran, inclusive estaba más fácil en la fila esperando que abrieran las puertas, cero pacos hasta las 5pm, pero ´´entradas caras´´??? Tomando en cuenta solo el precio de cancha las entradas estaban botadas considerando el tremendo show audiovisual que presento. Es más, considerando los conciertos de las bandas a las que he ido este show perfectamente podría, en cancha, costar hasta 20 lucas más y lo seguiría valiendo... y sin comparar con otros artistas que solo suben al escenario a cantarle a las cosas bellas y simples de la vida y te cobran 5 veces más.

Pero nunca más voy a cancha para estos tipos de show. Iría siempre a Vip si no fuera porque me tengo que costear pasajes para viajar a Santiago. Esta bien Metallica, Megadeth, ACDC, Iron Maiden, Faith No More, etc, ir a cancha, ir con la masa de weones, cantar hasta quedar sin pulmón y cabecear en cada riff, pero para Pink Floyd escuche NINGUNA MIERDA... no recuerdo haber escuchado a Roger, puras minas gritando y weones desafinaos me cagaron el concierto, cada palabra de The Wall. Si no es porque quede en la reja para disfrutar de show visual hubiese sido completamente en vano estar desde las 8am haciendo fila para escuchar cada palabra de The Wall magistralmente cantada ser destruida por el genial chileninglish.

Después de todo eso me di cuenta que VIP realmente no es tan cara, aunque es un puto invento pa sacarnos más monedas, en un concierto de este tipo es bastante necesario. Para la entrada en cancha deje de carretear por 1 mes nomás haha.


10/03/2012 11:11:00 am 
       2                           
Se me pararon los pelos con el escrito como los envidio muchachos yo lo vi aca en venezuela en la gira in the flesh el sonido caudrafonico que utiliza es onnipresente y Roger cuando aparece en el escenario notas una presencia casi extraterrestre no es normal el poder disfrutenlo hermanos.


12/03/2012 12:06:31 am 
       0                           
superbobyxxx


Miembro desde: 24/03/2010

Threads abiertos: 24
Mensajes: 121  
Subtítulos subidos: 5
Threads Favoritos: 0





Tuve la posibilidad de verlo el 3 de marzo en santiago y quede asombrado del espectaculo visual y del sonido que ningun musico ha traido a este continente. Vayan a verlo.........






waters

1